Foto AFP

El Mundo

¿Por qué los estudiantes leyeron el poema "Canción de Navidad" a Rosario Murillo?

Redacción web / DEM

jueves 17, mayo 2018 • 10:22 am

Compartir

No fue casualidad que en el momento en el que se instaló la mesa de diálogo en Nicaragua, los estudiantes escogieran el poema "Canción de Navidad" para leerle a la primera dama y vicepresidente de la República, Rosario Murillo.

Víctor Cuadra, quien representa a la Coalición Universitaria, le leyó el poema, el cual habla sobre el dolor una madre.

Puede leer > Inicia diálogo en Nicaragua llamando a Ortega “asesino” y exigencias que deje el poder

El poema pertenece al libro “En las espléndidas ciudades”, publicado en 1985, por la misma Murillo, con el sello de Editorial Nueva Nicaragua.

Este es el poema

CANCIÓN DE NAVIDAD


Yo camino hoy
con el dolor del parto en cada paso
con el vientre rompiéndose
y los pedazos de madre
volando sobre espacios vacíos
yo camino gimiendo
apretando en mis manos los barrotes
apretando los dientes
mordiéndome la lengua
Voy vestida de barro
voy cubierta de piedras y de tiempo
tengo cara de asombros y cabellos de fuego
llevo el dolor del parto en cada paso
siento al hijo que brota de la sangre
siento la piel colgando
tengo las venas en un solo nudo
hay un hijo derramado en la noche.

*** ***

Quería escribirte un poema
de aquellos nuestros con palabras mezcladas
fresco como la grama del patio
repleto como la tinaja debajo del alero
quería escribirte este poema que te estoy diciendo
pero ya ves que no pude
tuve que agotar mis dedos interminablemente
hacer montones de sobres
doblar papeles cerrar los sobres sellarlos
tuve que alzar el teléfono y responder melodiosa
no, no está, no ha venido
sí, como nó, pase usted
tuve que hacerme sonrisa en cuatro dientes
contestar las preguntas
meterme y salirme de vos miles de veces
pero aunque así,
entrecortado apretujado malhumorado y todo
aún así te parí en esta tarde
con cuatrocientos cincuenta sobres con nombre y dirección
y una fila de incansable preguntones
sobándose la barriga complacidamente.