Así luce el Tribunal Segundo de Sentencia, cerrado./Jaime López.

Nacionales

¿Por qué el juicio contra Chepe Diablo podría anularse y reiniciar?

Jaime López

viernes 27, noviembre 2020 • 10:03 am

Compartir

El juicio contra José Adán Salazar Umaña, alias “Chepe Diablo” y contra el exalcalde de Metapán, Juan José Umaña Samayoa y tres familiares más podría anularse, si los jueces y el personal del Tribunal Segundo de Sentencia se pasan de los diez días hábiles que corren desde el jueves anterior.

Las familias Salazar Umaña y Umaña Samayoa son enjuiciados por el delito de lavado de dinero y activos;  de acuerdo con una pericia financiera contable, Fiscalía los acusa de haber blanqueado más de $132 millones entre 2013 y 2017.

El Código Penal establece que un juicio que está en proceso solo se puede interrumpir  por diez días como máximo y con un día más que se pase, la Ley ordena que se suspenda y que reinicie desde cero.

Al miércoles anterior el juicio llevaba  casi 15 días de avance, lapso en el que han declarado cerca de 40 testigos propuestos por la Fiscalía y los abogados defensores. Los abogados aseguran que la diligencia va bien avanzada como para que se eche a perder y se reinicie desde cero.

De acuerdo con el cálculo, el Tribunal Segundo de Sentencia deberá retornar y dar continuidad al juicio contra los cinco imputados por lavado de dinero y activos el  próximo 7 de diciembre.

José Adán Salazar Umaña, alias Chepe Diablo, en una imagen de archivo de su proceso judicial.


Sin embargo, el protocolo de bioseguridad indica que la cuarentena son 14 días para establecer la no transmisión del virus; en algunos casos puede ser hasta de 30 días, tiempo que supera el plazo máximo que indica el Código Penal para reanudar el juicio desde donde se quedó.

Además el virus ataca no ataca a todas las personas por igual y en algunos casos puede complicarse hasta llevarlo a hospitalización, a todo eso está expuesto el Tribunal Segundo de Sentencia, donde laboran 24 personas.

El temor de los usuarios es que no solo el personal del tribunal está infectado, el riesgo de contagio y no saberlo es de fiscales, abogados, imputados, familiares, testigos y toda persona que ha visitado las oficinas del tribunal o que ha formado parte del juicio.