Política

¿Por qué el Estado crece y crece? –y cuánto ha crecido la Asamblea

Yolanda Magaña

martes 16, marzo 2021 • 12:31 pm

Compartir

El Gobierno Central de El Salvador, compuesto por órganos Ejecutivo, Legislativo y Judicial, además de instituciones de control, crece en todo sentido año tras año: la cantidad de sus empleados y el monto de sus gastos.

Solo el monto devengado o gastado los últimos 10 años se duplicó –subió un 90.7 %– porque en 2010 gastó $3,995 millones y en 2020 gastó $7,619 millones.

Una tercera parte de todo ese dinero va directo a pagar salarios de los empleados y también aumenta.

Por ejemplo, en 2020, se gastaron $1,201 millones en remuneraciones. En 2020, se gastaron $2,073 millones en remuneraciones del personal.

El gasto en remuneraciones del Gobierno Central aumentó 72.6 % en los últimos 10 años, ya que también aumenta el gasto de: bienes y servicios, amortizaciones a deudas y transferencias.


–Solo en la Asamblea Legislativa, el monto en remuneraciones ha crecido 65.3 %, de $32 a $53 millones en 10 años. El monto de todo su presupuesto ha aumentado 26 %, de $45.8 millones a $57.9 millones.

Hay que tomar en cuenta que estos cálculos no incluyen las empresas públicas como la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) ni las instituciones descentralizadas.

Una de las tesis del aumento desmedido del tamaño del Estado es la falta de aplicación de la Ley de Servicio Civil, debido a que no hay un ente rector que la aplique.

Hay que evitar ese crecimiento desmedido del Estado y no se hace una evaluación real de los trabajadores, hay lugares donde están sobrecargados de trabajo y otras unidades donde sobra". Antonio Carbonell, equipo impulsor de reforma a función pública.

El miembro del Equipo Impulsor de la Reforma a la Función Pública, Antonio Carbonell, en una entrevista realizada por Canal 33, lo resumió: "Aquí nadie se salva. Lo que pasa en este país es el concepto de Estado botín".

Carbonell formó parte de los gobiernos del FMLN como subsecretario de modernización de la Presidencia de la República, sin embargo, la normativa que promovió, la Ley de Función Pública, nunca fue aprobada.

¿Cómo puede haber personas que trabajan y no se presentan a sus labores y no hayan procesos de destitución si eso lo establece la Ley de Servicio Civil?, ¿qué es lo que pasa, entonces? No existe una entidad rectora que ordene al empleado público". Antonio Carbonell.
[El artículo 31 de la Ley de Servicio Civil indica que es deber de los empleados públicos "asistir con puntualidad a su trabajo en las audiencias señaladas y dedicarse a él durante las horas que correspondan según las leyes y reglamentos respectivos"]

¿Cuál es el diagnóstico realizado al Estado salvadoreño?

  1. Inexistencia de planes de carrera y retención de talento.
  2. Inexistencia de procesos de reclutamiento y selección.
  3. Inexistencia de un estudio de carga laboral previo a la selección de personal.
  4. La tesis es que tener un ente rector obligaría a planificar el personal estatal y a no crecer de manera ilimitada, sino crecer de manera planificada con planes estratégicos.