Editorial

jueves 14, junio 2018 • 12:00 am

Por mayores mecanismos de control

Compartir

Después de los sonados casos de corrupción e irregularidades que han rodeado las últimas tres administraciones presidenciales, el país necesita plantearse seriamente cómo fortalecer aún más los controles a los fondos públicos y analizar un cambio profundo en el papel de la Corte de Cuentas de la República.

El encausamiento de docenas de exfuncionarios es un hecho positivo para el país, encontrar justicia en los tribunales a través de las pruebas que presente la Fiscalía, será aún más positivo; pero la nación no necesita solo ver hacia el pasado para castigar la corrupción, sino hacia el futuro para evitar que vuelvan a suceder casos como éste en las próximas administraciones presidenciales.

Lo triste es que de cada gobierno que pasa se oyen denuncias e irregularidades y pareciera que el gobierno siguiente solo las supera, por eso es necesario corregir hacia el futuro e impedir que vuelvan a cometerse delitos como los que ahora se denuncian.

No se puede seguir sufriendo de la ineptitud histórica de la Corte de Cuentas, cooptada tradicionalmente por partidos políticos, según sea su tiempo. Pero también es necesario fortalecer el control sobre las partidas discrecionales e incluso sobre los gastos de Inteligencia que, aunque necesarios, pueden gozar de mecanismos de control institucional.