Presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce./Foto de Mario Ponce.

Política

Ponce: “Nunca pensé tener por teléfono a un amigo pidiéndome auxilio” Presidente legislativo revela que concejal enfrenta el COVID-19 y no había cama para ser hospitalizado.

Yolanda Magaña

viernes 29, mayo 2020 • 6:49 am

Compartir

Durante la sesión de Comisión Política del Órgano Legislativo, este jueves, el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, relató que un concejal amigo suyo enfrenta COVID-19 en su vivienda luego de que intentara sin frutos ser internado en un hospital del Seguro Social.

“Estuvo 24 horas esperando una cama en el Seguro Social y no se la dieron. Salió de su casa, supuestamente para que le dieran oxígeno porque ya no podía respirar. Ahorita ese amigo mío, por cierto, es un concejal, está luchando contra el virus”, dijo, casi en la Comisión, frente a diputados y funcionarios del Ejecutivo.

El diputado del departamento de Cuscatlán instó a entender la dimensión del problema de la pandemia y la importancia de acatar de las medidas sanitarias.

“Yo nunca pensé obviamente tener por teléfono a un amigo pidiéndome auxilio y a la esposa diciéndome ‘está muriendo mi marido’, ‘váyase y preséntese al Seguro’, porque es una persona que está en el Seguro Social y creyó quererse curar en su casa, ¿qué pasó?, llegó al Seguro Social en estos momentos y no había camas, lo tuvieron 24 horas sentado en una silla de ruedas”, relató.

El legislador del PCN dijo que le habló al ministro de Salud, Francisco Alabí. “Gracias a Dios, le hablé al ministro, él habló, pero solo le hicieron una terapia, simplemente una terapia y lo mandaron a sentarse a la misma silla, a acostarse ahí”, continuó. El diputado aseguró que tienen los videos y las fotografías.

Ponce sostuvo que, también, un compañero de trabajo “empezó con una gripe sencilla, normal, se le trató en una clínica institucional y terminó siendo el COVID-19”. Ocho días después, esa persona “no podía ni hablar y no tenía a nadie en la casa que le pasara un vaso de agua”.


“Es que el problema es que no vemos la dimensión de este problema”, reflexionó. Ponce cree que él mismo no pudo ver la dimensión del problema cuando el virus comenzó a avanzar en El Salvador. Sin embargo, aseguró que otros amigos le han pedido ayuda para sus familiares con “fiebre, una tos, ya no puede respirar”.