Cortesía Radio Progreso de Honduras.

El Mundo

Policía hondureña disuelve caravana de migrantes al exigirle prueba covid negativa Guatemala ha establecido un operativo migratorio en frontera El Corinto, entre puerto Cortez y Puerto Barrios, Izabal, y el segundo Esquipulas, Chiquimula, a donde se esperaba la llegada esta tarde de los migrantes..

Javier Maldonado con reportes de agencias

jueves 10, diciembre 2020 • 5:33 pm

Compartir

La Policía de Honduras disolvió este jueves la  caravana de migrantes hondureños que emprendieron la noche del miércoles su viaje rumbo a Estados Unidos en la frontera de Aguas Calientes, entre Honduras y Guatemala, argumentando que no portan una prueba diagnóstica de la covid-19 negativa.

"Estamos aquí para orientar a los hondureños sobre las restricciones que está poniendo Guatemala para poder ingresar. Lo que se piden son las pruebas de covid-19 que son las pruebas PCR", dijo a la emisora hondureña Radio Progreso el comisario de Policía José Ferrufino, que indicó que tampoco se deja continuar a las personas que llevan menores sin identificar.

Por su parte, Migración Guatemala trasladó a través de su cuenta en la red social Twitter que la 'caravana' "se disolvió en territorio hondureño". No obstante, ha precisado que aún hay vigilancia en las delegaciones migratorias de Aguas Calientes y Corinto.

Los migrantes se han dispersado por la zona y muchos buscan cruzar a Guatemala por "puntos ciegos", zonas donde no hay vigilancia policial de ninguno de los países.

Un grupo de hondureños emprendió este miércoles por la noche desde San Pedro Sula el viaje que esperaban que les llevara a Estados Unidos, una nueva caravana de migrantes que aglutinaría principalmente a personas que lo han perdido todo por el reciente azote de los huracanes 'Iota' y 'Eta' en Centroamérica.

El punto de encuentro de cerca de 400 personas fue la estación de autobuses de San Pedro Sula --la segunda mayor ciudad de Honduras-- y, según el diario 'La Prensa', al llamamiento acudieron muchos trabajadores de los devastados campos bananeros.


Víctor Espinal, de 31 años, vio cómo su casa en la localidad hondureña de Las Limas y quedó inundada por los recientes temporales. Despedido de la planta donde trabajó durante los últimos años, también por las inundaciones, teme no volver a encontrar trabajo, por lo que planea abandonar el país.

Primera caravana tras desastres

La de este miércoles es la primera caravana organizada desde el paso de los huracanes y desde las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que depararán en principio un cambio de rumbo en materia migratoria a partir del 20 de enero, cuando tome posesión el demócrata Joe Biden.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) ya había advertido el miércoles de la partida de este último grupo, en el que circunscribía en un primer momento a unas 200 personas. La institución afirmó que mantiene contactos con las autoridades hondureñas para coordinar la entrada de migrantes, según Prensa Libre.

La Coordinadora Municipal para la Reducción de Desastres CONRED de Guatemala activó una alerta para el monitoreo epidemiológico en la frontera Agua Caliente , donde se tomará la temperatura y se verificará si hay personas con síntomas de coronavirus.