Esta imagen muestra a los sindicalistas tomando fotografías al interior de la sala donde se encontraban los peritos del caso Funes. / Cortesía

Nacionales

Polémica por una fotografía en sala de peritos del caso Funes

Juan Carlos Vásquez

miércoles 12, junio 2019 • 12:02 am

Compartir

Miembros del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Órgano Judicial (SITTOJ) irrumpieron ayer  la sala asignada por la administración del centro judicial de Santa Tecla a los peritos que realizan los análisis financieros contables del caso conocido como “Saqueo Público”, donde es procesado el expresidente Mauricio Funes y unas 30 personas más.

El Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador, que dirige el caso en la segunda fase procesal, recibió información que los sindicalistas liderados por Roswall Solór­zano, ingresaron a la zona restringida y tomaron fotografías del lugar donde estaban los peritos juramentados por el juez de la causa.

Los expertos contables informaron al juzgado del incidente, se consultó a la Fiscalía General de la República sobre alguna denuncia oficial o informe recibido de parte del juzgado, pero no hubo respuesta.

Tras los señalamientos, vía telefónica Roswall Solórzano rechazó haber tomado fotografías a los peritos y a los expedientes; sostuvo que él no ingresó a esa sala asignada a los peritos y que fueron otros sindicalistas.

Agregó que fue en una actividad laboral y que desconocían que en ese local estaban los peritos del caso “Saqueo Público”, y documentación del proceso.

“Ni siquiera he ingresado al salón para que digan que yo he fotografiado expedientes o he fotografiado peritos. Nosotros no tenemos nada que ver con eso, nos desvinculamos  completamente de eso porque ni siquiera sabíamos qué documentos se encontraban en esas cajas y quiénes eran las personas que estaban adentro”, dijo Solórzano a Diario El Mundo.

Según el sindicalista, ingresaron al local porque ahí funcionaba el comedor para los empleados del centro judicial y se tomó foto a un mueble que estaba en la pared, el cual pretenden fuera llevado a la nueva zona de comedor. “Nosotros hemos estado en una actividad eminentemente laboral que coincide que ahí estaban esas personas y que ahí estaban esas cajas, pero en ningún momento nadie, absolutamente nadie, ha tocado alguna caja, ni han fotografiado a ninguna persona”.

La Unidad de Comunicaciones del Centro Judicial Isidro Menéndez, con información proporcionada por el Juzgado Séptimo de Instrucción, dijo que los peritos denunciaron que el hecho ocurrió a eso de las 9:30 de la mañana.