Documentos, y periódicos en el suelo, así como pancartas, pósters y demás se encontraban tirados y depositados en sillas. / Gabriel Aquino

Nacionales

Polémica por instalaciones que albergan archivo de Comadres El comité resguarda documentos históricos, abarcando datos personales de cada madre que busca a sus hijos desaparecidos durante el conflicto armado.

Jaqueline Villeda

viernes 4, junio 2021 • 4:30 am

Compartir

El Comité de Madres y Familiares de Detenidos, Desaparecidos, y Asesinados Políticos de El Salvador, Óscar Arnulfo Romero, CO-MADRES denunciaron el bloqueo de ingreso por parte  de la Federación Nacional Sindical de Trabajadores Salvadoreños (Fenastras), a las instalaciones del comité donde estuvieron establecidos desde 1988.

Miembros del comité como Blanca García Panameño, señalaron que aunque lograron ingresar a inicios de esta semana, y se percataron de las malas condiciones en las que se encontraban los documentos que se han archivado desde 1975 hasta 1992, no se les ha regresado las llaves de la propiedad desde el 2013.

“No nos dieron la llave y nos están diciendo que nosotros saquemos los archivos en calidad de promontorios y no los pensamos sacar porque este local es del comité de madres, no es de Fenastras”, señaló García Panameño.

“Tenemos la documentación que nos acredita como los beneficiarios de la donación que hizo Lo-Noruega en favor de Comadres”. Jayme Magaña, Abogada Co-Madres

La abogada de Co-Madres, Jayme Magaña, explicó que la propiedad fue donada por la Confederación de Sindicatos de Noruega (Lo-Noruega) en 1988, y como en esa época Co-Madres no poseía personería jurídica, Fenastras fue quien prestó su personería para aceptar la donación de la casa, pero este mismo se comprometió a firmar el traspaso del inmueble cuando el comité tuviera personería jurídica.

Según el documento enviado por Lo-Noruega y al que García dio lectura, durante el conflicto armado se les había negado la personería jurídica por parte del Estado salvadoreño por su carácter de lucha por los derechos humanos.

En el año 2013, cuando se logra obtener la personería, iniciaron los problemas y bloqueos por parte de Fenastras a Co-Madres, según miembros de la entidad, aún cuando desde ese año Lo-Noruega ha enviado cartas a Fenestras solicitando el traspaso de la propiedad a Co-Madres.

“Lamentablemente en la época de la guerra la escritura salió a nombre de ellos, porque nos pidieron que un organismo hermano diera la firma”. Blanca García Panameño, Co-Madres

“Y la personería jurídica tiene hasta el año 2013, y es a partir de cuando Lo-Noruega comienza a solicitar que se le haga el traspaso por parte de Fenastras por parte del inmueble a Co-Madres, y es cuando comienza la situación de que a ellas las sacan, no les permiten el acceso y ahora que ellas por fin logran ingresar se dan cuenta de que el archivo está en situación de destrucción”, explicó la abogada.

Ayer, acompañadas de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Huamnos, Co-Madres ingresó al local y encontraron los archivos tirados. Aseguraron que hay documentos importantes que no lograron ubicar, como un archivo fotográfico. Diario El Mundo intentó conocer la postura de miembros de Fenastras, sin embargo no quisieron dar declaraciones y solo indicaron que “los enviaron a limpiar la casa”. Hoy sostendrán una reunión.