El Mundo

"Podríamos volver a la vida normal a mediados de 2021", dice creador de vacuna Pfizer El profesor Sahin dijo que mientras el mundo espera los controles de seguridad y las autorizaciones gubernamentales, lo mejor que puede hacer la gente es usar una mascarilla y mantener el distanciamiento social.

Álvaro Cruz Rojas con reportes de agencias internacionales.

viernes 13, noviembre 2020 • 11:16 am

Compartir

La vacuna contra el coronavirus que fabrica BioNTech/Pfizer podría empezar a aplicarse en Estados Unidos y algunas naciones europeas a mediados del próximo mes y la vida podría normalizarse a mediados del próximo año, aseguró el científico detrás de la vacuna, el profesor Ugur Sahin a la televisora británica Sky News.

Sahin, cofundador de la empresa alemana BioNTech, dijo que las primeras vacunas podrían implementarse en pacientes de todo el país a mediados de diciembre. Pero dijo que dependería de si el regulador  lo autoriza a tiempo, y agregó: "El primer momento para el suministro de vacunas no será antes de mediados de diciembre".

Y mediados de diciembre no significará que la situación cambiará drásticamente. Será un invierno difícil. Empeorará antes de mejorar. Con la ayuda de la vacuna, podríamos volver a la vida normal a mediados del próximo año". Ugur Sahin, científico de BioNTech

Sahin describió la noticia de que la vacuna es 90% efectiva para prevenir el covid-19 como un "resultado sobresaliente".

"No esperamos que, como científicos serios, consideremos una eficacia potencial entre 60, 70 y 80%", dijo Sahin a Sky News.

100MillonesDe dosis de la vacuna esperan fabricar este año.
1,300 MillonesEs la meta de fabricación de dosis para el próximo año.

Cuando se le preguntó si se sentía bajo presión después de que los juicios revelaran que la vacuna es 90% efectiva, dijo: "Por supuesto. Pero no es una carrera entre ellos, es una carrera contra el tiempo".

El profesor Sahin dijo que mientras el mundo espera los controles de seguridad y las autorizaciones gubernamentales, lo mejor que puede hacer la gente es usar una mascarilla y mantener el distanciamiento social.

Todos tienen una responsabilidad. No se trata solo de gobiernos. El aspecto más importante es llevar una mascarilla, tener cuidado y evitar que demasiadas personas pasen demasiado tiempo en una habitación". Ugur Sahin, científico de BioNTech.

Cuando se le preguntó si recibirá la vacuna, dijo a Sky News: "Sí, por supuesto, la tomaría el primer día que se me permita".

A pesar de su nueva fama mundial, el profesor Sahin, de 55 años, dijo que no tiene un televisor y que seguirá yendo en bicicleta al trabajo a pesar de que las acciones de su empresa se disparan a 21.000 millones de dólares.

"Queremos seguir enfocándonos en nuestro trabajo. Soy de clase media, está completamente bien llevar una vida normal de clase media, no necesitamos nada más allá de eso".

Los científicos detrás de la vacuna

El profesor Sahin y su esposa Ozlem Tureci, de 53 años, son cofundadores de la empresa de biotecnología alemana que trabaja con Pfizer en uno de los 12 principales ensayos de vacunas contra el coronavirus.

Ambos de origen turco, se conocieron mientras trabajaban en oncología en Alemania, estableciendo su primera firma juntos en 2001.

Fundaron BioNTech en 2008 y vendieron la otra empresa por $1,315 millones en 2016.

- Pionero contra el cáncer -

Con sede en Maguncia, capital del estado federal de Renania-Palatinado, esta sociedad de unos 1.500 empleados está especializada en la investigación de las inmunoterapias para el tratamiento del cáncer y de enfermedades graves o hereditarias.

BioNTech fue fundada por una pareja de investigadores alemanes de origen turco, Ugur Sahin y Özlem Türeci, y se especializó sobre todo en el desarrollo de terapias individuales adaptadas a cada enfermo de cáncer.

En este sentido, el laboratorio trabaja en la tecnología del ARN mensajero (ARNm), una molécula que permite al cuerpo humano crear proteínas virales que desencadenarán una respuesta inmunitaria.

Esta tecnología, que tiene la ventaja particular de poder desarrollarse rápidamente, sin crecimiento celular, es la que trabaja en la vacuna candidata contra el covid-19.

- Capacidad de reacción -

El inmunólogo Ugur Sahin, de 55 años, contó a la prensa alemana cómo le llamó la atención, en enero, un artículo publicado en The Lancet, la prestigiosa revista científica médica británica. Este describía la propagación fulgurante de un nuevo virus aparecido en Wuhan, en la provincia de Hubei, en China.

El riesgo de pandemia mundial aún no se mencionaba pero BioNTech decidió desde ese momento trabajar sobre este nuevo virus. Antes incluso de que el planeta entrara en confinamiento al principio de la primavera boreal, ya había desarrollado 20 vacunas candidatas, explicó Sahin en Spiegel.

Entre estos proyectos, BioNTech eligió la fórmula BNT16b2, la más prometedora, para lanzar sus ensayos.

BioNTech asignó rápidamente alrededor de 500 empleados para proyectar la "velocidad de la luz" para trabajar en varios compuestos posibles, ganando al gigante farmacéutico Pfizer y al fabricante chino de medicamentos Fosun como socios en marzo.

"Estaba claro que había una alta probabilidad de que fuera una pandemia mundial y que llegara a Alemania", dijo a Sky News.

"Fue una decisión lógica comenzar lo antes posible. Estaba muy claro que no teníamos tiempo que perder".

Menos de nueve meses después, la pareja es la primera persona en el mundo que ofrece alguna esperanza de que la pandemia llegue a su fin.

- La fuerza de Pfizer -

La pequeña empresa alemana y Pfizer, el gigante estadounidense de casi 100.000 empleados, ya habían establecido una asociación de investigación y desarrollo en 2018 para la concepción de vacunas a ARNm destinadas a prevenir la gripe. Este acuerdo desembocó en el desarrollo de una vacuna candidata.

Para BioNTech, que aún no ha producido ni puesto en el mercado tratamientos médicos autorizados, unirse a la fuerza de Pfizer es una ventaja.

La alianza entre ambas empresas se anunció a mediados de marzo.

"Es nuestra tecnología", recuerda Sahin. "La cooperación es ideal" pues "nos permite desarrollar y distribuir una posible vacuna lo antes posible", explica en Spiegel.

- Producción encarrilada -

El laboratorio tiene como objetivo fabricar 100 millones de dosis este año y ahora "claramente" espera superar el objetivo anterior de 1.300 millones de dosis para el próximo año, indicó BioNTech a la AFP.

Varios países y la Unión Europea ya reservaron millones de dosis de la vacuna BioNTech/Pfizer a la espera de las eventuales autorizaciones de comercialización en los diferentes países interesados.

A mediados de marzo, BioNTech firmó igualmente un acuerdo de cooperación con la china Fosun Pharmaceutical, con sede en Shanghái, que será el distribuidor exclusivo de la vacuna en China.

Mientras que la capitalización de BioNTech, que cotiza en el Nasdaq, se disparó este año, Ugur Sahin y Özlem Türeci ingresaron en el exclusivo club de los multimillonarios y de los cien alemanes más ricos.