Una nueva polémica se desató ayer por el sistema tecnológico que usará el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para la transmisión y procesamiento de resultados, del cual ayer realizó un simulacro nacional.

Política

Pleitos por el sistema tecnológico para las JRV Magistrado Julio Olivo dijo que hubo ataques al sistema y que buscan que tenga más seguridad, aunque se vuelve más lento para el procesamiento.

Susana Peñate

lunes 15, febrero 2021 • 6:00 am

Compartir

Una nueva polémica se desató ayer por el sistema tecnológico que usará el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para la transmisión y procesamiento de resultados, del cual ayer realizó un simulacro nacional.

Mientras que el TSE aseguró que el sistema probado ayer será el mismo que se utilice en las elecciones del 28 de febrero, el presidente de la República, Nayib Bukele, publicó que se trataba de un simulacro falso.

En el simulacro de ayer, el sistema recibió 4,063 de las 4,785 que estaban previstas que serían enviadas por las Juntas Receptoras de Votos (JRV) habilitadas en cada uno de los centros de votación. Mientras, se procesaron 839, equivalentes al 20.6% hasta las 7:26 de la noche.

 

Mismo sistema.

Ayer en la tarde, un medio digital que está bajo control del Gobierno, difunció que magistrados del TSE habrían decidido utilizar un sistema diferente al que se usará en las próximas elecciones y sin los mecanismos de seguridad de las computadoras y servidores. La nota fue compartida por el presidente Bukele a través de su cuenta de Twitter.

“Ya que en El Salvador parecería que no hay periodistas, haré unas preguntas: 1. ¿Qué está tratando de ocultar el TSE, al hacer un simulacro falso? 2. Si no se está probando el verdadero sistema, ¿de qué sirve hacer un simulacro? ¿Para qué todo este show?”, cuestionó el mandatario.


“Este es el software que se va a utilizar el día D (elecciones) y por eso, precisamente, estamos haciendo todavía algunos ajustes”. Julio Olivo, Magistrado del TSE

Durante la conferencia de prensa que brindó el TSE sobre los resultados del simulacro se consultó qué cambios se hicieron en el sistema y la magistrada presidenta, Dora Esmeralda Martínez de Barahona, se desligó de la parte técnica.

“Hasta ayer (sábado) que se incorpora un licenciado en sistemas, en ese aspecto serían quienes garantizarían, los técnicos que tenemos que han diseñado el aplicador, que es el mismo sistema que se va a llevar el día de las elecciones”, dijo De Barahona.

 

Más seguridad.

El técnico del TSE, Eduardo Lozano, afirmó que el software que se utilizó la semana pasada y el que usaron en el simulacro de ayer es el mismo, con la diferencia que se hizo “un cerrado de la máquina”, que significa que, al instalar el software en las máquinas, se hace un procedimiento especial para que no sean penetradas y no se pueda cambiar su código. “Si el disco duro fuera extraído, está cifrado con un cifrado garantizado por Microsoft, por lo tanto la seguridad está garantizada”, dijo.

Indicó que es una diferencia, pero que no es sustancial en el funcionamiento. “Cualquiera que diga que es otro software u otra cosa, lo hace desde el desconocimiento de lo que se está haciendo internamente o tiene información incorrecta”, afirmó.

Reiteró que la transmisión no se hará por Internet normal, sino que a través de una red celular. “Es otro factor de seguridad, que la información que vieja es información fidedigna, los módems funcionan”, aseguró.

Otro señalamiento es que en el simulacro participó personal de soporte técnico y no personas que integrarán las JRV. El dato fue reconocido por el magistrado, Julio Olivo, quien dijo: “Nunca hemos logrado, como en otros países, es raro, que todas las JRV con sus integrantes reales logren participar en un simulacro nacional, porque es un operativo bastante grande”.

 

Código y auditoría.

Durante la respuesta del técnico del TSE, miembros de la Junta de Vigilancia Electoral (JVE) reclamaron que la comisión de informática del TSE no les habría dado acceso a la fiscalización del sistema tecnológico electoral. “No es que no les hemos dado acceso. Una cosa es un acompañamiento, otra cosa es un acceso directo al código. Si nosotros revelamos ese código, prácticamente no le podría decir yo que hay seguridad”, dijo Lozano.

Los miembros de la JVE insitieron en que, por ley, tienen derecho en auditar el sistema y que el TSE habría tomado un acuerdo de darles acceso a verificar el sistema.

“El Internet normal que todos usamos, ese no lo vamos a utilizar. Llevamos una red privada de máquina a máquina, esta información va a ir sobre una red”. Dora Esmeralda Martínez, presidenta del TSE

El tema fue abordado por el magistrado Olivo, quien dijo que les darían la facilidad.

“Y los voy a acompañar si es posible, a pesar de que usted participó en la privación de libertad, lo voy a olvidar por un rato”, dijo Olivo, en referencia al encierro de los magistrados del TSE que sufrieron el 30 de noviembre de 2020 por un grupo de simpatizantes de Nuevas Ideas. Olivo agregó que no permitirán que se obstaculice el proceso.

 

Actas procesadas.

Las actas procesadas ayer fueron 839 hasta las 7:26 de la noche. “El proceso de las actas tiene que ver con la verificación de que esas actas vengan completas, que los datos estén legibles y se hace en estos momentos desde un pull de personas que están verificándolas; en el día de la elección se hará con los técnicos desde cada JRV”, dijo Lozano. En el simulacro se saturó para que las JRV transmitieran al mismo tiempo.

 

3 datos que debes de conocer

  1. Conteo de votos

El primer paso del escrutinio preliminar es el conteo de los votos papeleta por papeleta, con la participación de los vigilantes de los partidos políticos.

 

  1. Ingreso de votos al sistema

Los votos serán digitados en la laptop que tendrá cada JRV, donde se asignarán las marcas obtenidas por cada candidato.

 

  1. Impresion de actas

Las actas serán impresas, firmadas y selladas por cada JRV, luego se conectará el modem para transmitir los datos.