El presidente de la República, Nayib Bukele, expresó ayer en Twitter que la Asamblea Legislativa rompió el “orden constitucional” en dos ocasiones, al aprobar el aumento de ingresos del Gobierno Central a las alcaldías al país y al reformar la proporción ingresos recibidos por el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) de los impuestos al tabaco y al alcohol.

Política

Pleito entre poderes Ejecutivo y Legislativo por competencias

Redacción DEM

sábado 5, octubre 2019 • 12:01 am

Compartir

El presidente de la República, Nayib Bukele, expresó ayer en Twitter que la Asamblea Legislativa rompió el “orden constitucional” en dos ocasiones, al aprobar el aumento de ingresos del Gobierno Central a las alcaldías al país y al reformar la proporción ingresos recibidos por el Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) de los impuestos al tabaco y al alcohol.

Este viernes, el mandatario reclamó a constitucionalistas y analistas cuando hablan de separación de poderes y republicanismo pero no se pronuncian por lo que calificó como intromisión legislativa.

El jueves, los legisladores pidieron al mandatario respetar la República y la separación de poderes del Estado como respuesta a su reclamo para la aprobación de la reforma presupuestaria de $21 millones para policías y soldados.

“Tienen hasta ahora para votar por los bonos de la PNC, Fuerza Armada y Centros Penales. De lo contrario, nos vemos en la Asamblea”, se dirigió a los diputados en un tuit escrito la mañana del jueves que alcanzó 4,500 “likes”.

Por la tarde, en sesión plenaria, los diputados le pidieron respetar la República. “Esto no es un reino, esto no es un sultanato, esto es una República donde existen tres poderes del Estado con pesos y contrapesos”, dijo el diputado Rodrigo Ávila, de Arena.

“Es extraño cómo los defensores del republicanismo no defienden al Ejecutivo de las intromisiones consumadas del Legislativo pero sí al Legislativo de intromisiones futuras hipotéticas del Ejecutivo”, respondió el Presidente y acusó a analistas y constitucionalistas de defender el poder de sus “patrocinadores en la Asamblea”.


Según el mandatario, la Asamblea violó el orden constitucional al aprobar, el 21 de marzo de 2019, el aumento del Fondo para el Desarrollo Económico y Social (Fodes) que reciben las alcaldías, pasando del 8 % al 10 % de los ingresos del presupuesto nacional desde 2020; y también al reforma la ley de Fosalud, el 5 de septiembre, para financiar pagos a estudiantes de medicina en internado y en año social. El jueves, la oposición en la Asamblea Legislativa superó el veto presidencial a la reforma de la ley de Fosalud.

Esta última reforma, según el Presidente, fue innecesaria porque el Ejecutivo programó este gasto en el proyecto de Presupuesto General del Estado de 2020, que entregó el ministro de Hacienda el 30 de septiembre a la Asamblea.

El gobernante salvadoreño, quien aclaró que acudirán a la Corte Suprema de Justicia, reclamó que el Órgano Ejecutivo es el facultado para presupuestar ingresos y egresos, y que el Poder Legislativo solo puede aprobar o no estas propuestas.

“La Asamblea no puede decirle al Gobierno qué hacer y mucho menos cuando compete a la Hacienda Pública”, escribió el mandatario.

 

Dos decretos cuestionados

 

fodes: El presidente criticó que la Asamblea Legislativa haya aprobado el aumento del Fodes a las alcaldías. En marzo, subieron este monto del 8 % al 10 % del presupuesto general del Estado.

 

Fosalud: El jueves, los diputados superaron el veto a la reforma que aumentó los ingresos de Fosalud del 35 % al 50 % de impuestos a tabaco y alcohol para pagos a estudiantes en internado y año social.