La planta de EDP se ubica en la zona del puerto de Acajutla, Sonsonate. /Cortesía Presidencia

Economía

Planta de gas natural entra en operación en julio 2022 El proyecto en Acajutla aportará el 30 % demanda eléctrica salvadoreña.

José A. Barrera

viernes 26, febrero 2021 • 4:15 am

Compartir

La nueva generadora eléctrica de Energía del Pacífico (EDP) iniciará operaciones hasta el 1 de julio de 2022, unos seis meses después de lo proyectado inicialmente.

El millonario proyecto, ubicado en los terrenos del área del puerto de Acajutla, aportará el 30 % de la demanda eléctrica salvadoreña.

Brendam O’Brien, encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, dijo que la obra es la mayor inversión de capital estadounidense en El Salvador.

“Con $1,100 millones, es la inversión privada más grande en la historia de El Salvador... Además de crear cientos de empleos, traerá energía limpia”, publicó el diplomático en su cuenta en Twitter tras una reunión con los inversionistas a cargo de la obra.

La planta producirá electricidad a partir de la combustión de gas natural licuado (GNL), un nuevo combustible para la matriz local. Se comenzó a construir en 2015 y cuando esté finalizada, en 2022, tendrá una capacidad instalada de 378 megavatios (MV).

La obra (privada) consta de una central “de ciclo combinado”, una terminal marina de recepción, almacenamiento y regasificación del GNL un combustible que desplazará a los generadores que inyectan electricidad a partir de la combustión de búnker.


La planta de EDP es desarrollada por Invenergy, una firma estadounidense con sede en Chicago, junto a socios salvadoreños entre los que se encuentran Grupo Calleja, VC Energy de Centroamérica y Quantum Energy.

“EDP es un proyecto transformador que aportará energía limpia para satisfacer un tercio de la demanda del país, reemplazando su dependencia tradicional del HFO (heavy fuel oil o búnker) y contribuyendo a la diversificación de la matriz energética salvadoreña. Este proyecto de energía contribuirá a un futuro mejor para la economía salvadoreña, a la vez que representa un hito tecnológico para la región”, describió la empresa en un comunicado.

El proyecto contempla dos líneas de transmisión y 3 subestaciones. La línea tiene doble circuito y una longitud aproximada de 44 km que un tramo subterráneo de 1.75 km.

La zona de construcción fue  visitada ayer por el presidente Nayib Bukele y las autoridades de EDP.