Economía

Plan de descarbonización de la economía de Costa Rica puede generar $41,000 millones en 30 años En las áreas urbanas se prevén ahorros significativos por la electrificación del transporte, un aumento en la competitividad ligada a la agilización de la movilidad urbana y menores costos de salud por la baja en la contaminación

AFP

miércoles 25, noviembre 2020 • 9:11 am

Compartir

El plan de descarbonización de Costa Rica, que busca transformar la economía mediante sistemas de transporte y producción bajas en emisiones, aportará al país beneficios económicos netos por 41.000 millones de dólares en 30 años, según un estudio divulgado este martes (24.11.20).

El estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que el plan de descarbonización tendrá un costo de $37,000 millones durante su aplicación, de 2020 a 2050, y generará beneficios por $78,000 millones, para una ganancia neta de $41,000 millones.

"Es una cifra extraordinaria", aseguró el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, en la presentación virtual del informe, quien destacó los efectos positivos del proceso, que ayudarán a minimizar los efectos de la contaminación del aire y mejorar el transporte a través de un sistema eléctrico.

El plan de descarbonización busca transformar la economía costarricense para llegar a 2050 con cero emisiones netas de gases causantes del efecto invernadero, gracias a que el bajo nivel de emisiones podrá ser compensado por la cobertura boscosa, que actualmente abarca 54 % del territorio del país.

La iniciativa busca suprimir el uso de combustibles fósiles en el transporte y modificar el sistema productivo por uno bajo en emisiones.


El informe fue elaborado por el BID junto a la estadounidense Corporación Rand y la Universidad de Costa Rica, con financiamiento del Fondo Francés para el Clima.

Detalla que en las áreas rurales, la mejora en los rendimientos agrícolas y los beneficios económicos que proporcionan los bosques, como el apoyo al turismo, generarán ingresos netos por $22,000 millones.

Asimismo, en las áreas urbanas se prevén ahorros significativos por la electrificación del transporte, un aumento en la competitividad ligada a la agilización de la movilidad urbana y menores costos de salud por la baja en la contaminación, todo lo cual aportará beneficios netos por $19,000 millones.

El representante del BID en Costa Rica, José Ramón Gómez, explicó que el estudio "logra cuantificar el concepto de sostenibilidad ambiental y reactivación sostenible mediante el análisis de una serie de medidas que permitirán llegar a cero emisiones netas mientras generan un beneficio económico sustancial para el país".