Si la Asamblea Legislativa aprueba las reformas sugeridas por el Gobierno, será “falta muy grave” de los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) tener un incremento de sus patrimonios “no acordes a sus ingresos” y mantener “vínculos directos con delincuentes o personas pertenecientes a pandillas o maras o cualquier otra organización criminal”.

Política

Piden sancionar a policías por posible riqueza ilícita La reforma pretende que los policías estén obligados a declarar su patrimonio y sea falta grave no hacerlo.

Y. Magaña / G. Joachin

viernes 25, mayo 2018 • 12:01 am

Compartir

Si la Asamblea Legislativa aprueba las reformas sugeridas por el Gobierno, será “falta muy grave” de los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) tener un incremento de sus patrimonios “no acordes a sus ingresos” y mantener “vínculos directos con delincuentes o personas pertenecientes a pandillas o maras o cualquier otra organización criminal”.

El proyecto fue recibido en la sesión plenaria de este jueves y fue solicitado a los diputados, por el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez, el pasado 15 de mayo.

El Ministerio de Seguridad Pública pide incluir en la Ley Disciplinaria Policíal las siguientes faltas graves: negarse injustificadamente a presentar la declaración patrimonial, someterse a evaluaciones, poseer marcas, señas o tatuajes alusivos a pandillas o grupos criminales, consumir drogas o poseer incrementos en sus patrimonios no acordes a sus ingresos. La sanción, según la propuesta, sería la destitución.

La propuesta del Gobierno incluye reformas a la Ley de la Carrera Policial, que le obliga a presentar su declaración patrimonial y a someterse a evaluaciones médicas, toxicológicas, psicológicas, de confianza, antecedentes y otras, con expedientes confidenciales.

También sería falta grave, si se aprueba la reforma, que los policías colaboren o mantengan “vínculos directos con delincuentes o personas” que pertenezcan a maras, pandillas u organizaciones criminales.

De esas disposiciones, en la ley actual solo se incluye como falta muy grave “presentarse al servicio bajo los efectos de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas” y “embriagarse durante el servicio o consumir drogas”.


La reforma sugiere evaluaciones a los policías a través de un Centro de Evaluación y Control de Confianza de la PNC. También plantea que la investigación disciplinaria no podrá durar más de 30 días hábiles contados a partir del nombramiento del instructor con prórroga de 20 días calendario.

Ayer fueron consultados algunos diputados sobre la propuesta. El subjefe de fracción del FMLN, Schafik Hándal, aseguró que en principio no estarían de acuerdo porque, si el patrimonio de alguien ha aumentado sin la debida justificación “no hay problema”, pero, si no lo ha hecho por medios lícitos, “son cosas que caen por su propio peso”. Instó a estudiar la propuesta “para que en la ley se refleje precisamente el espíritu de lo que se busca y no salga otra cosa”.

Por su parte, el diputado Rodrigo Ávila, de ARENA, dijo que no tenía el detalle de la iniciativa pero que “todo lo que esté dentro de la ley, lo que sea justo, ecuánime y sirva para depurar, pues vale la pena analizar”. “Pero lo vamos a analizar”, afirmó.  Mario Tenorio, de GANA, no quiso opinar sin conocer el proyecto.