El costo del crudo también impulsa la inflación en el mundo. / DEM

Economía

Petróleo alcanza los $80 y logra su mayor precio en siete años Un desbalance entre oferta y demanda presiona los precios al alza.

José A. Barrera / AFP

martes 12, octubre 2021 • 5:30 am

Compartir

La cotización internacional petróleo retomó ayer su tendencia al alza y cerró sobre la marca de los $80, un precio que no registraba desde hace siete años empujado por un severo déficit entre oferta y demanda.

La escalada de precios ocurre a las puertas del invierno en el Hemisferio Norte, una época que usualmente incide en los precios del crudo y sus derivador por una mayor demanda de combustible para calefacción.

En Nueva York el barril de West Texas Intermediate (WTI) -para entrega en noviembre- subió 1.47  % contra el valor de cierre del viernes  y alcanzó los $80.52, un valor que no registraba desde octubre de 2014.

La demanda de petróleo aumentó recientemente por el acelerado incremento de precios de otros combustibles como gas natural y del carbón.

Asia vive una creciente crisis por la escasez de carbón, una situación que amenaza con generar problemas en el desempeño de una de las grandes economías del planeta.

Louise Dickson, analista de Rystad Energy,  dijo a la AFP que el posible uso de reservas estratégicas de crudo estadounidenses para aliviar la presión sobre el mercado también ha generado suspicacias.


El tema fue valorado la semana pasada por la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, un movimiento que dio apenas un corto respiro al mercado.

Bill O’Grady, responsable de estrategia de mercados de Confluence Investment Management, estima que el gobierno de Joe Biden se encuentra en una situación delicada, impulsando a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados (OPEP+) para aumentar su producción, al tiempo que defiende el uso de energías alternativas.

“Fuera de los países de la OPEP+, vemos a la producción subir, en cierta medida, pero estamos lejos de la actividad que se constata generalmente cuando los precios son tan elevados”, observó O’Grady, para quien esta falta de impulso está vinculada a la perspectiva cada vez más concreta de una transición energética, que disuade a una parte del sector petrolero de invertir.

El 30 de octubre del año pasado, el precio del barril de crudo en el WTI costaba $35.79 y se mantenía contenido por los efectos de la pandemia en la economía global.

El posible uso de las reservas estratégicas de petróleo de EE.UU. para aliviar la presión dio apenas un corto respiro al mercado”. Louise Dickson, Analista de Rystad Energy

Con los precios de cierre reportados ayer, el crudo reporta un incremento de $44.73 y los pronósticos no son alentadores.

Tanto el precio del WTI como el del Brent (referente para Europa) han subido más del 60 % y contratos más caros se traducen en precios más altos en bomba.

En Estados Unidos, en promedio nacional, un galón de gasolina cuesta $3.26, un dólar más que el año pasado, según datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés).

En el caso de El Salvador ocurre lo mismo, los precios de referencia publicados la semana pasada por la Dirección de Hidrocarburos y Minas reflejan incrementos de cerca de $1 desde enero.

En la zona central el precio de la gasolina especial es de $3.86, mientras que regular es de $3.73, en el caso del diésel este se cotiza en $3.31.

Según las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), el costo de la factura petrolera de El Salvador, es decir el costo del total de las importaciones de hidrocarburos, reporta un incremento del 85 % debido a la tendencia alcista del crudo y sus derivados.

 

Impactos.

La semana pasada la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), alertó sobre la creciente presión que ejerce el incremento de los combustibles a la recuperación de la economía. El economista de la entidad, Manuel Antonio Zuleta, dijo que entre enero y agosto el incremento de la factura petrolera salvadoreña ha tenido un incremento del 85 %, es decir un pago de $519.9 millones más que lo erogado en el mismo período de 2020.