Las actividades siguen con normalidad en el Centro Judicial Isidro Menéndez, pero algunos juzgados han disminuido la presencia física de su personal. / Archivo DEM.

Nacionales

Personal de los tribunales especializado de Sentencia dan positivo a covid-19 Las prueba de covid-19 dio positivo en 11 empleados de los tres tribunales especializados de Sentencia. Sus similares de Instrucción trabajan al 100 % de su personal, pero han solicitado ser examinados.

Jaime López

lunes 7, diciembre 2020 • 7:29 pm

Compartir

El covid-19 sigue sorprendiendo al Centro Judicial Isidro Menéndez en San Salvador, luego que 11 empleados de los tribunales especializados de Sentencia han dado positivo a la prueba, que los ha obligado a cambiar su rutina de trabajo.

A raíz del cierre del Tribunal Segundo de Sentencia, la semana pasada, en el que la mayoría de su personal fue positivo al virus, las pruebas del covid-19 continuaron el lunes anterior en los servidores de los tres tribunales especializados de Sentencia de San Salvador, que dejó como resultado: cuatro personas contagiadas en el tribunal especializado de sentencia “A”, cinco en el “B” incluyendo al juez titular y dos en el “C”.

Tras conocerse los resultados de contagios, la Corte Suprema de Justicia ordenó que se realizara la desinfección de todas sus instalaciones, a tan solo una semana de haberse hecho por la alerta que se presentó en el Tribunal Segundo de Sentencia, el 25 de noviembre.

60EmpleadosDel Órgano Judicial han muerto por covid-19, según los sindicatos.
300EmpleadosDel órgano judicial se han infectado de covid-19, según el cálculo de Sinejus.

Pese a la situación, los tribunales continúan sus rutinas solo que con la mitad de su personal tres, cuatro o cinco personas por día y se siguen todas las medidas de bioseguridad en las oficinas y en las audiencias; a las que concurren colaboradores de los diferentes departamentos como protocolo, informática, custodios, imputados, fiscales, defensores, entre otros.

En el A y C de los Juzgados de Sentencia, seguimos prestando el servicio al 101 por ciento; desde el inicio de la pandemia, reducimos el personal de servicio, comenzamos viniendo una persona, después un empleado, la secretaria y el juez del tribunal por medio día, por la tarde seguía la secretaria”, afirmó uno de los jueces especializados.

Para evitar el contacto directo con personas, todos los escritos que son referidos a los tribunales se dejaron de hacer de forma personal y se dio instrucción para que los enviaran por correos electrónicos, se restringió a las personas que debían llegar a firmar, solo debían llamar al tribunal para cumplir con esa medida.


Con la apertura económica el 24 de agosto, el personal del tribunal se incrementó a la mitad y por lo general cuando cumplía su labor y si no tenía nada que hacer era enviado a su casa.

Las medidas se deben respetar, el uso de mascarilla, no se permite andar de un lado a otro”. Juez especializado de sentencia.

Numerosas audiencias

La amenaza de contagio en centro judicial es parejo para todos, pero es más preocupante en los Juzgados Especializados por las numerosas audiencias  que realizan, a las que acuden 25, 50 y a veces más de 100 reos, de quienes se desconoce su condición de salud.

En los tres juzgados especializados de Instrucción la actividad laboral no se ha detenido, su personal ha asistido casi en su totalidad respetando las medidas sanitarias: uso de mascarilla, alcohol gel, lavado de manos y evitando las aglomeraciones manifestó un funcionario de esos juzgados, quien por su seguridad pidió no ser identificado.

Medidas más estrictas

Claudia Montufar, secretaria general de el Sindicato de Empleados Judiciales de El Salvador (SINEJUS) dijo estar muy pendiente de la situación de contagios por el covid-19 en el Centro Judicial Isidro Menéndez y ven con suma preocupación un eventual rebrote.

Como SINEJUS enviamos una nota a la Corte Plena en las que pedimos que se redoble las medidas de bioseguridad y a su vez que hagan un llamado a los jueces y jefes de unidades para que exijan el estricto cumplimiento de las medidas a modo de que no haya hacinamiento en las oficinas y sedes judiciales para evitar el rebrote”, Claudia Montufar, secretaria general de Sinejus. 

Montufar afirmó que hay preocupación en los juzgados especializados por los espacios reducidos en los que laboran abundante personal, lo que de alguna manera va en detrimento con las instrucciones sanitarias.

Nada menos solo en traslado de reos, se están presentando 90 agentes a diario para colaborar en el movimiento de reos de los penales a los juzgados para que asistan a las audiencias programadas”, detalló la agremiada.

Añadió que en San Francisco Gotera, en Morazán, se está viviendo una situación  difícil en el Centro Judicial de Gotera porque varios empleados han dado positivo a covid-19 y sin embargo, se llegan a trabajar, según  Montufar.

En los juzgados de Paz del oriente del país , los jueces no llegan a trabajar, solo van una o dos veces por semana, los que están teniendo la batuta son los empleados”, afirmó Montufar.

Frente a esta realidad, la Corte Suprema de Justicia es del criterio que “los alcances generalizados de la pandemia están afectando los diferentes centros de trabajo, y el sector público no es la excepción”, reza un fragmento de un comunicado.

“Si bien es cierto, la institución ha redoblado esfuerzos para garantizar las mejores condiciones posibles tanto a empleados de la institución como a usuarios del sistema, implementando protocolos de bioseguridad al ingreso y estancia en las sedes judiciales y dotando de los equipos necesarios para tratar de contener los efectos de la pandemia, por tanto el cierre de algunos juzgados responden a esa lógica de esfera de protección”, añade.

La Corte comprende que los riesgos de contagio se mantienen y es algo innegable, pero la administración de justicia es un servicio estatal que no puede verse interrumpido, por tanto, seguirá brindando el servicio para cumplir con las atribuciones constitucionales designadas.