Editorial

martes 28, enero 2020 • 12:00 am

Pensiones: el riesgo de soluciones pasajeras El Salvador necesita fortalecer su institucionalidad para combatir con fuerza la corrupción.

Compartir

La reforma integral del sistema de ahorro para pensiones sigue estando en la mora del trabajo legislativo.

El tiempo apremia y este año miles de personas del sector formal van a jubilarse, con la incertidumbre de no saber si su ahorro podrá ayudarles a subsistir en los años que les esperan, o si las pensiones serán sostenibles dadas las actuales condiciones de rentabilidad de sus cuentas.

A lo anterior se suma la existencia de una brecha en la economía, debido a la existencia de un sector informal en el que los empleos no reciben la cobertura estatal en materia de derechos, y tampoco facilita el acceso a la seguridad social.

Estos retos requieren de una amplia discusión nacional en el espacio político por excelencia que represente la Asamblea Legislativa. Debe legislarse con miras al interés público, y comenzar los legisladores a ponerse al día en la delicada tarea de garantizar el futuro de todos.

Todo el enfoque debe ser en mejorar las pensiones de los cotizantes, la clase política debe evitar convertir este tema de interés nacional en bandera electoral o en negocio para determinado sector. La prioridad son los cotizantes.

El sistema de pensiones ya no admite parches ni más cargas, los trabajadores tienen derecho de asegurar su seguridad social.