Deportes

Peleador salvadoreño se coronó campeón de peso gallo en artes marciales mixtas de la UFC El deportista nacional alcanzó el triunfo en la final de su categoría en la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo y dejó en alto el nombre de El Salvador.

Omar Gutiérrez

domingo 29, agosto 2021 • 9:45 am

Compartir

El peleador salvadoreño, Ricky Rubio, de 28 años se coronó campeón de la categoría de peso gallo de la Ultimate Fighting Championship (UFC) al ganar por decisión dividida al estadounidense, Brady “Bam-Bam” Hiestand, en un duelo que se decidió en tres rounds en la temporada 29 de la UFC.

Turcios mostró un juego de tierra difícil y un golpe engañosamente bueno para superar una decisión dividida muy reñida. Para su crédito, Hiestand se negó a darle a Turcios una pulgada mientras rascaba y arañaba su camino en cada ronda, pero finalmente se quedó corto en las tarjetas de puntuación.

“Es un sueño hecho realidad”, dijo Turcios sobre su victoria en TUF 29. “Quiero seguir adelante y dar un mensaje a los niños. Cree en ti mismo. No temas al fracaso, sueña en grande, trabaja duro, mantente positivo, disfruta el viaje”.

Turcios, de 28 años, se desempeña profesionalmente en MMA desde 2013, con un récord de 11 victorias y 2 derrotas. Ricky pasó la mayor parte de su carrera en la promoción Fury FC, donde demostró ser un baterista experimentado, rompiendo sistemáticamente la defensa de sus rivales. En 2017, Turcios compitió en la Contender Series, pero perdió ante Boston Salmon.

El peleador nacido en Houston, Texas, de padre salvadoreño y madre filipina pudo cambiar así su destino, ya que hace cuatro años falló en su intento de llegar al UFC, cuando perdió con Boston Salmon en el Dana White’s Contender Series.


“Ese día no fue mi día, fue la primera vez que perdí en el octágono. Es tu tiempo cuando es tu tiempo. Estuve feliz esta vez, porque fue la redención, gané dos veces en el octágono y ahora voy por mi tercera pelea en la final de The Ultimate Fighter, no podría escribirlo mejor. Aprendes de las perdidas y de las ganadas, estoy más listo que nunca en mi vida”, dijo Turcios en entrevista con ESPN Deportes.

Turcios aparece orgullosamente en la jaula con sus dos banderas, El Salvador y las Filipinas. Aunque representa a los Estados Unidos, el ver a sus padres cumplir sus metas lo inspira a no rendirse.

“Mi padre, mis abuelos, mis tíos, todos vinieron de El Salvador. Me hace muy feliz poner la bandera en alto, soy primera generación nacido en Estados Unidos, ellos vinieron por la oportunidad. Porque todos ellos cumplieron el sueño, un buen trabajo y una casa. Estoy feliz por ellos”, confesó.