El cuerpo del subsargento fue encontrado este domingo en el cauce del río Torola. /Foto: Ministerio de la Defensa.

Nacionales

PDDH urge a la Fiscalía investigar la muerte de un subsargento durante entrenamiento en el río Torola

Gabriela Villarroel

domingo 18, abril 2021 • 12:29 pm

Compartir

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) urgió al Ministerio de la Defensa y a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar la muerte del subsargento Miguel Ángel Méndez Romero, quien presuntamente falleció ayer durante un entrenamiento en el río Torola, Morazán.

El procurador general, Apolonio Tobar, expresó sus condolencias por la muerte del subsargento, pero solicitó "una investigación de los hechos al ministro de la Defensa Nacional y a la Fiscalía General de la República".

El ministro de la Defensa, René Francis Merino Monroy, confirmó esta mañana que elementos de la Fuerza Naval localizaron el cuerpo del subsargento, quien supuestamente falleció ayer durante un entrenamiento en el río Torola.


Como Ministro de la Defensa Nacional, quiero expresar mi más profundo pesar por el fallecimiento de nuestro compañero de armas, Ssgto. (subsargento) Miguel Ángel Méndez Romero, quien fue encontrado por buzos de la Fuerza Naval en Poza El Cajón sobre el Río Torola”, escribió en su cuenta de Twitter Merino Monroy.

Méndez Romero estaba de alta en la Segunda Brigada de Infantería, en Santa Ana, y asignado al Destacamento Militar número 4 (DM4), ubicado en el municipios de San Francisco Gotera, del departamento de Morazán.

Los hechos.

De acuerdo a información que brindó la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), Méndez Romero desapareció durante unas prácticas de deslizamiento y supervivencia implementadas por la institución castrense al personal operativo, como parte del curso de Comando de entrenamientos militares.

Según el reporte, “los soldados se lanzaron al agua del río para medir sus fortalezas en natación, pero Méndez Romero ya no salió del agua; por lo que iniciaron la búsqueda del joven que pudo ser arrastrado por alguna corriente”.

A través de un comunicado, la Fuerza Armada reiteró que “los militares trabajan en la capacitación constantemente de su personal militar con el propósito de dar respuesta a las diferentes situaciones que se presenten en la cotidianidad”.

Sin embargo, esta no es la primera vez en que alumnos de la institución fallecen o sufren lesiones durante las prácticas que realiza la institución. El 3 de octubre de 2014, el cadete Juan Carlos Zelaya Díaz murió a consecuencia de lesiones sufridas cuando hacía prácticas de natación en la piscina de la Escuela Militar.

El cadete, de 18 años y en primer año de estudios, realizaba un ejercicio de flotación cuando sus compañeros más antiguos lo sumergieron durante un minuto como castigo. Zelaya Díaz fue llevado al hospital Militar Central donde poco después falleció.