Trabajadoras Florenzi. ARCHIVO

Nacionales

PDDH urge a instituciones a actuar ante las denuncias de más de 200 trabajadoras de fábrica textil 196 mujeres y 14 hombres fueron despedidos en julio sin que se les pagaran liquidaciones. Procurador subraya displicencia de ministro de Trabajo.

Alexander Pineda

viernes 15, enero 2021 • 3:57 pm

Compartir

El Procurador de Derechos Humanos, Apolonio Tobar urgió a este viernes a tres instituciones a atender el caso en el que más de 200 trabajadoras y trabajadores de la fábrica textil Industrias Florenzi S. A. de C. V., exigen el cumplimiento de sus derechos laborales.

El titular de la PDDH instó al ministro de Trabajo, Rolando Castro, a inspeccionar la fábrica para determinar el incumplimiento de normativas laborales y sancionar conforme a la ley.

Tobar señaló que el funcionario se ha mostrado indiferente ante la violación de los derechos laborales de los trabajadores de la fábrica y se ha mostrado más activo en otros casos de vulneración de derechos colectivos de trabajo.

También a los juzgados de lo laboral a que emitan resolución a la brevedad de los procesos judiciales ya promovidos por los afectados desde el año pasado, teniendo en cuenta que, desde el pasado 7 de enero un grupo de trabajadoras realizan una huelga de hambre en protesta a la falta de acciones institucionales.

De igual forma, el llamado fue realizado a la Fiscalía General de la República para que inicie las investigaciones correspondientes al incumplimiento de las leyes laborales nacionales e internacionales y persiga cualquier conducta delictiva.

El caso

La fábrica textil Industrias Florenzi S. A. de C. V., cerró en marzo debido a la cuarentena domiciliaria obligatoria por la pandemia de covid-19.


El 1 de julio, las 196 trabajadoras y 14 trabajadores de la empresa fueron notificadas de sus “despidos” debido al cierre definitivo de las operaciones de la empresa.

Las trabajadoras y trabajadores afectados denunciaron que con el cierre de la empresa no se hicieron las liquidaciones que la ley establece y quedaron pendientes pagos de salarios y otras prestaciones como vacaciones.

El 7 de enero un grupo de trabajadoras inició una huelga de hambre como protesta, según indicó la PDDH, chequeos médicos practicados el martes a las tres mujeres y un hombre que se manifiestan, reflejan que su salud se encuentra estable pero presentan dolor abdominal, de cabeza, debilidad general, gastritis y deshidratación.