Militares en un paso fronterizo en Chalatenango. Archivo DEM

Política

PDDH pide facilitar derecho al voto a residentes de zona fronteriza con Honduras El procurador Apolonio Tobar recordó que con los controles establecidos el año pasado se limitó la circulación a personas de nacionalidad salvadoreña que residen en zonas limítrofes con Honduras

Alexander Pineda

viernes 26, febrero 2021 • 3:28 pm

Compartir

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, recomendó este viernes a autoridades de seguridad pública y militares facilitar el ejercicio del voto a salvadoreños residentes en las zonas fronterizas con Honduras.

Tobar recordó que desde el pasado mes de octubre, habitantes de varios municipios del norte del departamento de Chalatenango, han denunciado dificultades al movilizarse entre los límites fronterizos entre Honduras y El Salvador debido a la militarización de la zona.

Por lo anterior, externó en un comunicado su preocupación por una posible restricción del derecho al voto a salvadoreños que quedaron residiendo en el lado hondureño de la frontera, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 1992.

El procurador pidió al ministro de la Defensa, René Merino Monroy, y al director general de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas, prevenir cualquier afectación al derecho a votar de los salvadoreños residentes en zonas fronterizas con Honduras.

También, pidió al ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, delegar personal de la Dirección General de Migración y Extranjería para que realicen controles migratorios que aseguren que todo salvadoreño debidamente identificado pueda emitir su voto.

De igual forma, exhortó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a mantenerse vigilante del proceso electoral en la zona.


En octubre pasado, alcaldes de municipios de Chalatenango denunciaron arbitrariedades de parte de las autoridades militares en el tránsito binacional entre El Salvador y Honduras.

Los ediles sostuvieron que decenas de personas transitan todos los días hacia ambos lados de la frontera como parte de su diario vivir, considerando que tierras que son propiedad de salvadoreños quedaron en territorio hondureño desde 1992.