Cuatro partidos políticos, tres opositores y uno aliado del Gobierno actual, cerraron el año de la pandemia con un patrimonio negativo. Esto quiere decir que no pueden pagar sus deudas totales vendiendo todos sus activos.

Política

Partidos opositores en crisis financiera en El Salvador Los partidos Arena, PCN, NT y Vamos cerraron el año 2020 con patrimonio negativo: no pueden pagar lo que deben ni vendiendo todos sus activos.

Yolanda Magaña

lunes 30, agosto 2021 • 6:00 am

Compartir

Cuatro partidos políticos, tres opositores y uno aliado del Gobierno actual, cerraron el año de la pandemia con un patrimonio negativo. Esto quiere decir que no pueden pagar sus deudas totales vendiendo todos sus activos.

Alianza Republicana Nacionalista (Arena) cerró el año de la pandemia con una deuda total de $11.6 millones, pero todos sus bienes suman $663,873, lo que le alcanzaría para pagar un poco más del 5 % de la deuda. Su patrimonio, al cierre de 2020, fue negativo: -$11 millones.

Así, el partido Vamos presenta un patrimonio negativo de -$1.7 millones; el Partido Concertación Nacional (PCN), de -$491,104; y Nuestro Tiempo, de -71,699. Es decir, si venden sus activos o todos sus bienes no podrían pagar todas sus deudas.

Los números son parte de la investigación realizada por la organización Acción Ciudadana (AC) “El dinero de los partidos políticos salvadoreños en 2020”, publicada en agosto de 2021.

Algunos partidos políticos no entregaron sus balances financieros: Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y Nuevas Ideas.

 


Desde 2019.

En un anterior informe, Acción Ciudadana había determinado que en 2019 los ingresos de los partidos cayeron en 9 % respecto a 2018 pese a ser un año de elecciones presidenciales y cayeron 27 % respecto al año electoral presidencial 2014. Es decir, pasaron de recibir $13 millones a $11.9 millones, muy por debajo de los $19.7 millones de 2014.

En esa ocasión, la organización mostró saldos rojos al comparar ingresos respecto a los gastos en 2019: Arena tenía un sobregasto de $821,206, el PCN, de $461,578, Vamos, de $393,027, Nuestro Tiempo de $25,479 y el PDC, de $5,209. Hace un año, Gana presentó superávit según sus reportes; el FMLN y Nuevas Ideas tampoco entregaron datos en ese tiempo.

Gana.

Pese a que Gana no entregó su balance general, la información que reportó al Ministerio de Hacienda indica que sus ingresos cayeron de $8.6 millones en 2019 a $281,385 recibidos únicamente de fuentes privadas en 2020: un 97 %.

Acción Ciudadana indica que los efectos ocasionados por la pandemia del covid-19 junto a la falta de financiamiento público ocasionaron la disminución considerable de ingresos del partido.

Así mismo, Hacienda reportó donaciones por $898,655.40 a Nuevas Ideas; $457,217.98 de personas jurídicas (empresas o sociedades) y $441,437.42 de personas naturales. En total, los partidos recibieron $5.5 millones en el año de la pandemia; el que más recibió fue Arena: $2.6 millones.

 

El dato

Los partidos recibieron $5.1 millones de donaciones privadas en 2020 según Hacienda, pero ellos solo reportaron $3.5 millones a Acción Ciudadana.

 

Hallazgos en las finanzas partidarias de 2020

De acuerdo a la investigación de AC, hay donaciones y posteriores contrataciones de empresas donantes.

 

  1. Débil fiscalización

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) se limita a revisar la documentación financiera sin indagar la autenticidad de la información que le entregan los partidos políticos, concluye la organización Acción Ciudadana en su informe “El dinero de los partidos políticos salvadoreños”.

 

  1. Donaciones y contratos

El estudio también encontró que durante el periodo 2017-2020 un total de 11 donantes de Arena, FMLN y PDC obtuvieron 20 contratos en 17 concejos que estaban bajo sus mandatos. También en los ministerios aparece la empresa Saint Germain, donante de Nuevas Ideas, con contrato en el Ministerio de Medio Ambiente.

 

  1. Los mayores donantes

El sector comercio y las aportaciones de funcionarios y empleados públicos fueron los mayores donantes de 2020, cada uno aportó el 18 % del financiamiento privado y total de los mismos. En tercer lugar se encuentran las cuotas partidarias, seguidas de la industria alimentaria y actividades financieras y de seguros.