El Mundo

Partido Demócrata de EEUU sufre un nuevo intento de ataque informático

AFP

miércoles 22, agosto 2018 • 4:18 pm

Compartir


Un grupo de piratas informáticos intentó recientemente obtener acceso a la base de datos de los votantes del Partido Demócrata de Estados Unidos, dijo el miércoles una firma de ciberseguridad, lo que revivió el fantasma del gran robo informático que realizó Rusia en las comunicaciones del partido en las elecciones de 2016.

Cuando faltan menos de tres meses antes de las cruciales elecciones legislativas en noviembre, el consultor de seguridad Lookout dijo que había detectado "un intento de campaña de 'phishing' (suplantación de identidad)" dirigida contra el Comité Nacional Demócrata.

Lookout dijo que el ataque apuntó a VoteBuilder, una base de datos de votantes del Partido Demócrata de Estados Unidos, donde los ciudadanos se identifican como republicano, demócrata o independiente al registrarse para votar.

Los piratas informáticos crearon un dominio parecido que les permitía tomar la contraseña y el nombre del usuario autorizado gracias al engaño.

El sitio falso fue derribado, aunque no se informó sobre la identidad de quién lo construyó. Un funcionario del partido aseguró a los medios de comunicación estadounidenses que no hubo violaciones de sus sistemas informáticos.

"Aunque está claro que los actores persiguieron la información más sensible del partido -el archivo de votantes-, el Comité Nacional Demócrata fue capaz de evitar un ataque al trabajar con el ecosistema cibernético para identificarlo y tomar medidas para detenerlo", explicó el jefe de seguridad del partido, Bob Lord, al diario The Washington Post.


Los cuerpos de inteligencia estadounidenses dicen que en 2016 piratas informáticos de la agencia de inteligencia de Rusia GRU irrumpieron en las redes del Partido Democrático, y consiguieron robar documentos y comunicaciones que luego fueron filtrados para poner en un aprieto a la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

El martes, Microsoft informó que los piratas informáticos vinculados a GRU habían creado recientemente sitios web falsos para dos 'think tanks' conservadores, con el objetivo de hacerse con datos de usuarios o implantar un software malicioso.

Con el mismo propósito, estos mismos piratas crearon también dominios genéricos falsos para el Senado de Estados Unidos.