El proyecto en Metapán ayudará a diversificar más la matriz energética que en los últimos años ha recibido nuevas inversiones para el desarrollo de fuentes renovables.

Economía

Parque eólico de Metapán comenzará a inyectar energía a la red eléctrica nacional desde el 1 de abril El proyecto de Ventus el primero de su tipo en el país y consta de 15 aerogeneradores que comenzaron con su etapa de pruebas en noviembre.

José A. Barrera

viernes 26, febrero 2021 • 4:44 pm

Compartir

El parque eólico de Ventus comenzará a inyectar energía eléctrica a la red salvadoreña desde el 1 de abril.

El proyecto, en el municipio de Metapán, es el primero de su tipo en el país que utiliza el viento para producir energía.

Según información publicada por la Distribuidora de Electricidad del Sur (Delsur) los responsables del proyecto trabajan en la instalación del último aerogenerador.

“Este día ejecutivos de Delsur visitan Planta Eólica Ventus ubicada en Metapán, que aportará a la generación limpia de nuestro país, contribuyendo a una matriz energética más sostenible”, publicó la empresa en su cuenta en Twitter.

El proyecto ayudará a diversificar más la matriz energética que en los últimos años ha recibido nuevas inversiones para el desarrollo de fuentes renovables.

Además de los parques fotovoltaicos que transforman la energía del sol, se han desarrollado centrales que usan biomasa (a partir del bagazo de la caña) y biogás (que produce electricidad a partir de la combustión de gases generados por la descomposición de desechos orgánicos) que se han sumado a las centrales hidroeléctricas y geotérmicas que administran las empresas del Estado.


“Ventus genera electricidad e iniciará a inyectar energía para Delsur a partir del 1 de abril. ¡Trabajando juntos hacemos la diferencia!”, destacó la distribuidora de energía filial en El Salvador de la colombiana Empresas Públicas de Medellín.

Según información del Consejo Nacional de Energía, cada aerogenerador de Ventus tienen 11 componentes entre ellos: base, torre, nacelle (caja multiplicadora), tres aspas de 67 metros de largo cada una, y un buje que se encarga de fijar las aspas.

“Estos modernos equipos, operan por sí mismos y están orientados hacia el norte, dirección por donde se recibe el viento”, añadió la entidad que destaca la altura de cada equipo es de 120 metros.

El proyecto tiene un costo total de $85.5 millones por un crédito sindicado en el que participan Banco Agro Mercantil (BAM) de Guatemala (50 %) y los locales Davivienda y Cuscatlán.

El proyecto es propiedad por Tracia Network Corporation y es desarrollado por inversionistas guatemaltecos y hondureños.