El ilustrador y humorista Joaquín Salvador Lavado, conocido como Quino falleció ayer a la edad de 88 años en Mendoza, Argentina, ciudad donde residía. Quino fue la mente maestra detrás de las aventuras de Mafalda, la pequeña niña de 6 años que anhelaba un mundo mejor.

Escena

¡Paren el mundo! Muere Quino el creador de Mafalda La triste noticia se dio a conocer un día después del aniversario 56 de la primera publicación de Mafalda.

AFP / Blanca Archila

jueves 1, octubre 2020 • 2:30 am

Compartir

El ilustrador y humorista Joaquín Salvador Lavado, conocido como Quino falleció ayer a la edad de 88 años en Mendoza, Argentina, ciudad donde residía. Quino fue la mente maestra detrás de las aventuras de Mafalda, la pequeña niña de 6 años que anhelaba un mundo mejor.

La noticia fue confirmada en redes sociales por su editor, Daniel Divinsky: “Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”, escribió.

Nacido en Mendoza, Argentina el 17 de julio de 1932. Los padres de Quino eran inmigrantes españoles, tuvieron tres hijos varones y en una oportunidad Quino manifestó que le hubiese gustado tener hermanas. Desde pequeña edad descubrió el poder del lápiz y el papel.

“Una noche cuando mis padres salieron al cine llamaron a mi tío Joaquín (pintor) a que nos viniera a cuidar. Como no había televisión se puso a dibujar. Yo tenía tres años y me quedé con la boca abierta. No podía creer que de un lápiz salía todo lo que uno quiera”.

A los 18 años publicó su primera viñeta en Buenos Aires, pero fue hasta los 30 cuando del trazo de su lápiz nació Mafalda, la niña que odia la sopa, ama los Beatles y reflexiona sobre los derechos humanos, la paz mundial o cualquier asunto de la vida cotidiana.


Este personaje conquistó el corazón de cientos de lectores en todo el mundo. Su primera aparición fue el 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana. Sus aventuras fueron traducidas a más de 30 idiomas, incluyendo ruso, búlgaro y alemán.

Quino siempre se identificó con las buenas causas y la inclusión, en 2016 participó en un proyecto para materializar la tira cómica en su versión braille y junto a Pablo Vargas, un joven que nació con problemas de la vista, se unieron a la Editora Nacional de Braille en Argentina y lanzaron “Descubriendo a Mafalda”, un libro para personas ciegas.

El ilustrador describía a Mafalda como “una niña que intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo”. El personaje quedó inmortalizado en frases como “Paren el mundo, me quiero bajar”, “El problema es que hay más gente interesada que gente interesante” o “Algún día me sentaré a analizar quien me enferma más: si Susanita o la sopa”.

Quino obtuvo varios reconocimientos en Argentina y también a nivel internacional. Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, también recibió la medalla de “Oficial de la Orden de las Artes y las Letras” en París y fue elegido por sus colegas de todo el mundo como Dibujante del Año en el Salón Internacional de Humorismo de Montreal, Canadá; entre otros premios.