La investigación revelada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación  (ICIJ) reveló nuevas conexiones de políticos de todo el mundo con empresas “offshore”.

El Mundo

“Paradise Papers” salpica a los políticos del mundo

Redacción Internacional

martes 7, noviembre 2017 • 12:00 am

Compartir

La investigación revelada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación  (ICIJ) reveló nuevas conexiones de políticos de todo el mundo con empresas “offshore”.

Esta investigación se basa en la filtración de 13,5 millones de documentos, procedentes principalmente de un gabinete internacional de abogados con sede en las Bermudas: Appleby.

La investigación detalla que estos dispositivos y circuitos de optimización fiscal permiten a particulares con fortunas y a las empresas no pagar impuestos.

Entre los nombres citados en el informe figuran la reina Isabel II, cuyo patrimonio privado fue invertido en fondos offshore; el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y multinacionales como Apple o Nike.

En el caso de América Latina, se menciona al ministro de Finanzas de Argentina, Luis Caputo, quien continúa relacionado con dos empresas de las que asegura haberse “desvinculado”.

Además, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien es vinculado a dos sociedades basadas en Barbados relacionadas, en tanto accionistas mayoritarias, con Global Education Group Colombia S.A., una compañía que financia gastos educativos de colombianos en el exterior que tuvo a Santos como miembro de su junta directiva.


 

funcionario de EE.UU. Mantiene negocios con rusos

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, mantuvo vínculos de negocios con una empresa de transporte marítimo vinculada estrechamente a un oligarca ruso y a un yerno del presidente de Rusia, Vladimir Putin, según el análisis de una nueva filtración de documentos de paraísos fiscales.

Según el New York Times, el secretario de Comercio de Donald Trump redujo su participación personal en esta empresa, Navigator Holdings, durante su toma de funciones en febrero, pero controla aún, a través de empresas offshore, 31 % de su capital.