Un abogado y un exmilitar son procesados en ese caso junto a otros 131 pandilleros del barrio 18, según la fiscalía. / Cortesía Centro Judicial Isidro Menéndez.

Nacionales

Pandilleros tenían pase libre en discoteca de la capital Según la declaración del pandillero, y testigo criteriado de la colonia Dolores, han privado de libertad a personas para luego asesinarlas en calle antigua a Huizúcar.

Jaime López

miércoles 27, enero 2021 • 6:11 pm

Compartir

El testigo criteriado del barrio 18 del, juicio contra 133 pandilleros que operaban en la zona sur de San Salvador, confirmó este miércoles al Tribunal Especializado de Sentencia C que su pandilla tiene vía libre para ingresar a una discoteca ubicada en la colonia Escalón, de la capital y que era propiedad del exmilitar Dimitri Selim Tóchez Andrade, también procesado. 

Afirmó que ingresaban por la puerta de atrás de la discoteca donde no pasaban por el control de seguridad en la entrada principal, y eso les facilitó ingresar armas de fuego, droga y otros ilícitos. Asimismo manifestó que por esa misma puerta sacaban a las personas que ubicaban y que decidieron asesinar.

El palabrero con beneficios penales, a fin de ayudar a la Fiscalía a esclarecer delitos cometidos en la zona sur de San Salvador, se refirió este miércoles a dos asesinatos que tuvieron como punto de partida  esa discoteca.

Uno de los homicidios relatados fue el de una mujer que supuestamente era “compañera de vida del Lunar”, un pandillero de la MS y por ese motivo estaba “condenada” a ser asesinada.

Lea también: Abogado y militar son procesados con pandilleros por 16 homicidios

El hecho sucedió en mayo de 2017, según el criteriado, quien relató que entre las 11:00 y 12:00 de la noche un grupo de pandilleros entre ellos “El Viejo Foco”, “El Mois”, “El Vladi” y “El Javy”  llegaron a la discoteca.


Uno de los pandilleros ubicó a la mujer y se la reportó al testigo, que era el jefe, y le contestó que se asegurará que era ella; cerca de las 2:00 de la madrugada, unos cuatro sujetos, entre ellos el testigo, la tomaron por la fuerza y la sacaron por la puerta de atrás de la discoteca.

A la salida había un automóvil gris que usaron para privarla de libertad. La coaccionaron para revisarle su cuenta de la red social Facebook para ver la comunicación que tenía con “El Lunar”. El testigo relató que ella pedía no ser agredida.

 Por favor déjenme, si no ya no soy ni la novia ni la mujer del Lunar”, relata el testigo que decía la mujer a los cuatro pandilleros. Uno la abofeteó.

La trasladaron a la calle a Huizúcar, en el sector de los redondeles, ahí le dispararon tres veces en la cabeza con una pistola 9 milímetros.

El testigo afirmó que la orden de asesinar a la mujer vino de un palabrero en prisión, quien envió el mensaje con su abogado.

Joven “rifaba” la MS-13 dentro de la discoteca

Este hecho sucedió en junio de 2017. El testigo criteriado de la fiscalía relató al tribunal que un joven, de complexión delgada, de unos 20 años y de 1.60 de estatura empezó por “rifar la MS-13” (hacer señas con las manos para autodenominarse pandillero de la MS).

En su condición de palabrero de la 18, el testigo se le acercó al joven que estaba con otro amigo suyo, que le advertía “vos no sos MS y que se callara”,  pero este más repetía y como prueba le lanzaron una porción de droga para comprobarlo; el joven respondió “aquí pasa la mara”, y que eso no les dejó duda que pertenecía a la pandilla contraria.

133PandillerosSon procesados por delitos de homicidios y extorsión en la zona sur de San Salvador.

En ese momento el testigo ordenó a sus compinches que lo privaran de libertad y lo sacaran por la puerta de atrás de la discoteca.

Al igual que a la mujer del “Lunar”, lo llevaron a la calle a Huizúcar y por los redondeles, lo hincaron y el mismo testigo le disparó un proyectil en la cabeza, otro de los pandilleros, para estar seguros del asesinato, le disparó otro tiro en el mismo punto del cuerpo. Después dejaron el cuerpo y salieron a la colonia Dolores.

Planes para asesinar a un MS-13

Este es el relato del testigo de cómo planearon y asesinaron a un pandillero de la Mara Salvatrucha, en mayo de 2017.

Cerca de las 12:00 del día, el palabrero conocido como el “Chato de la 29”, llamó al testigo o su homólogo de la Dolores, para pedirle que vayan a matar a un MS del barrio Modelo.

A esa hora salieron en una camioneta negra rumbo al barrio Modelo a buscar un MS, el testigo afirmó que luego de más de una hora no tuvieron éxito.

Al no dar con nadie de esa mara, se regresaron a la colonia San Rafael I. Ya por la tarde, salieron de nuevo rumbo al barrio Modelo y 45 minutos después de dar vueltas, ubicaron a un sujeto que dijeron que era MS, en la calle cerca de una gasolinera el sector de la plaza El Trovador.

El testigo informó de esa ubicación al palabrero de la 29  y éste ordenó a otros dos pandilleros en motocicleta que se dirigieran al lugar y procedieran contra ese el pandillero rival.

Casi a las 7:00 de la noche, uno de los motociclistas tomó el arma y le disparó de ocho a diez balazos con una pistola 9 milímetros.

Tras el asesinato se subieron a la moto y los demás a una camioneta negra y huyeron rumbo a la colonia Ferrocarril a esconderse en la clica de la 29.

Estos solo son tres de los 14 homicidios que Fiscalía le atribuye a la estructura que dice tener bajo su dominio las colonias de la zona sur de San Salvador.