Nacionales

Pandillero de la MS condenado a ocho años de cárcel por transportar $10,000 en una almohada Según la Policía, el dinero le fue encontrado al acusado dentro de un taxi y las investigaciones lo vinculan a las extorsiones que pagan los vendedores del centro capitalino.

Jaime López

martes 9, marzo 2021 • 10:55 am

Compartir

Irvin Gómez Galdámez es un pandillero de la MS que fue pillado con $10,000, escondidos en una almohada a bordo de un taxi en San Salvador, y ayer fue condenado a ocho años de prisión, tras ser hallado culpable del delito de casos especiales de lavado de dinero y activo por el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador.

Según Fiscalía, Galdámez es miembro la clica Centrales de la MS, que delinque en el Centro Histórico de San Salvador.

El juzgador basó su fallo en la prueba testimonial, documental y pericial presentada por Fiscalía, argumentando que mediante intervención de comunicaciones, se estableció que se investigaba a una estructura pandilleril que operaba en la zona de San Salvador y sus alrededores, dedicadas a cometer el delito de extorsión.

Uno de los fiscales manifestó que el ahora condenado, se movilizaba abordo de un taxis la tarde del 4 de julio de 2020 en las cercanías del mercado Cuscatlán, policías que estaban en un retén en la zona, le hicieron señal de alto, luego hicieron un registro al vehículo.

Como resultado, la Policía encontró que debajo de algunas compras de supermercado había una almohada que contenía $10,120 y al no presentar documentación que respaldara el origen lícito de esa suma, las autoridades procedieron a detenerlos y se incautó el dinero.

Lea también: ANDA evalúa modificar cobro a usuarios de agua potable con subsidio

De acuerdo con la Fiscalía, el Centro Nacional de Intervenciones Telefónicas detectó que cabecillas de la MS que operan en el centro de San Salvador ese día y a esa hora harían el movimiento del dinero.

La cantidad de dinero llevaba escondida había sido entregado en una mueblería de la zona cercana al mercado Cuscatlán y sería entregado a un palabrero de la MS en Sonsonate, explicó la Fiscalía.

Fiscalía descubrió en sus investigaciones, que ese dinero era producto de las extorsiones que los pandilleros de la MS exigen a comerciantes formales e informales del centro de San Salvador, y que sería enviado a un “palabrero” o líder de la MS en Sonsonate.

Los agentes captores se presentaron al juicio a brindar su declaración sobre el procedimiento que puso al descubierto al imputado; ellos confirmaron que Gómez Galdamez se conducía en un taxi, cuando fueron interceptados sobre la 25 avenida Sur, frente al mercado Cuscatlán, encontrando en dicho vehículo unas almohadas, dentro de estas transportaban la cantidad de $10,120.

El taxista Miguel Fausillón, fue absuelto porque Fiscalía no logró demostrar su participación en el ilícito y simplemente brindaba un servicio ese día..