La pandemia no frenó las fusiones y adquisiciones en El Salvador y se reportan tres grandes operaciones. /DEM

Economía

Pandemia no frenó las fusiones y adquisiciones en El Salvador El movimiento más relevante ocurrió en el sistema financiero tras completarse la compra de la operación de banca y seguros Scotiabank.

José A. Barrera

martes 22, diciembre 2020 • 5:30 am

Compartir

Pese a que la economía estuvo paralizada por casi seis meses por la pandemia, el mercado salvadoreño registró en 2020 procesos de fusiones y adquisiciones.
En la mayoría de casos se trató de acuerdos en marcha que continuaron aún con el desafío que representó la emergencia por el coronavirus. Las operaciones más relevantes del año se dieron en los rubros de finanzas, consumo y en el sector automotriz.

“En el caso de El Salvador, incluso frente a una economía temporalmente cerrada e indicadores macroeconómicos muy deteriorados, vio alguna actividad impulsada principalmente por jugadores internacionales motivados por intereses de largo plazo en el país”, explicó Roberto Carías, director ejecutivo de Estrategia y Transacciones para EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

La operación más grande fue la finalización del acuerdo de compra por el grupo hondureño Imperia Intercontinental de la operación de seguros y banca de Scotiabank, que consolida a Banco Cuscatlán como el número dos de la plaza.

Carías destacó que grupos locales mantienen su apuesta por el país, incluyendo al Grupo Abank que cerró un acuerdo de compra de las operaciones de Aseguradora Vivir para ampliar sus negocios al mercado de seguros, un año después de cerrar la de Banco Azteca El Salvador.

Los movimientos en el sector financiero no son los únicos, también destaca la adquisición de la división de autos de Star Motors (Grupo Agrisal) por parte de la británica Inchcape y la compra por parte del guatemalteco Grupo PDC de las operaciones de Dizac.

Desde el 1 de diciembre el guatemalteco Grupo PDC,  con presencia en Honduras, México, Panamá y Perú, tomó el control de Dizac y ADG en El Salvador.


“Grupo PDC ha llegado exitosamente a un acuerdo para adquirir el 100  % de los activos y marcas de las empresas Dizac S.A. de C.V., ADG S.A., en El Salvador, y MAESA, en Guatemala, a partir del 1 de diciembre del 2020 integrando a más de 500 colaboradores, todo esto sujeto a cumplir con los compromisos adquiridos de la negociación”, dijo un comunicado de PDC.

La operación, una de las última del año, incluye la manufactura de productos lácteos de Australian Dairy Goods, bajo las marcas Australian, Smilk, Economilky Milky Wilky, así como la operación de Dizac S.A. de C.V., dedicada a la distribución de productos de consumo masivo en El Salvador.
La operación es parte de nuevos movimientos estratégicos de cara a la reactivación. 

La recuperación de la actividad de las fusiones y adquisiciones en El Salvador no será la excepción. En meses recientes, EY ha visto un incremento importante en la actividad de fusiones y adquisiciones, ejecutando numerosas transacciones en las industrias de alimentos, bebidas, agronegocios, farmacéutica, construcción y otros”.
Roberto Carías
Director ejecutivo de Estrategia y Transacciones para EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana

EY valora que el covid-19,  junto con sus impactos económicos y restricciones de movilidad, causó una desaceleración en las actividades de fusiones y adquisiciones no solo en el país, sino en los mercados internacionales.

La firma Mergermarkets destaca, por su parte, que el volumen global de transacciones cayó en un 32 % en la primera mitad del 2020 respecto al mismo periodo del 2019. La contracción es mayor en los valores absolutos y se estima representa una caída del 52.7 % en la primera mitad del año contra el mismo período 2020.

Acuerdo Claro - Movistar frenado por Competencia

-31 %TransaccionesSegún Mergermarkets, el volumen global de transacciones cayó en -32 %.
-52.7 %ValorLa contracción es mayor en terminos de valor y es -52.7 % menos que en 2019.

La venta de los activos de Telefónica en El Salvador (Movistar) a la mexicana América Móvil (Claro), uno de los acuerdos más sonados de los últimos, fue finalmente descartado por las compañías tras las condiciones que impuso para el mismo la Superintendencia de Competencia (SC).

Entre las condiciones previas a la concentración, Claro debía renunciar de manera “pura, simple e irrevocable” ante la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) a su derecho de explotación de 25 Megahercios (MHz) del espectro radioeléctrico con cobertura nacional en la banda de 850 MHz, además de la correspondiente a 30 MHz de la banda 1,900 MHz, que de momento se encuentran bajo la titularidad de Telefónica. América Móvil y Telefónica desistieron del acuerdo en septiembre.

Claves para el avance de inversiones

  • Estabilidad: EY anticipa que los flujos de IED en El Salvador dependerán del adecuado manejo de las finanzas públicas y un efectivo control de la pandemia.
  • Oportunidades: Carías dice que los grandes jugadores centroamericanos y grupos multinacionales continúan con apetito para inversiones de largo plazo en el país.
  • Factores: Los acuerdos podrían acelerarse por por poca demanda, liquidez contraída y deterioro de calidad crediticia de algunas empresas.