Cortesía OEA

El Mundo

Países de OEA respaldan informe CIDH y condenan represión en Nicaragua El informe final de la CIDH concluye que la represión gubernamental ha provocado 212 muertos en Nicaragua.

Redacción Internacional DEM

sábado 23, junio 2018 • 12:00 am

Compartir

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguró ayer que los muertos por “la acción represiva del Estado” en el marco de las protestas contra el gobierno en Nicaragua son por lo menos 212.

En un informe divulgado en la jornada, la Comisión apuntó que “la acción represiva del Estado ha producido al menos 212 personas muertas hasta el 19 de junio, 1.337 personas heridas y 507 personas estuvieron privadas de la libertad registradas hasta el 6 de junio”.

La CIDH formuló un llamado al gobierno de Nicaragua “a alcanzar una solución constitucional, democrática y pacífica a esta crisis de derechos humanos”.

La CIDH también anunció que los integrantes de un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) llegarían a Nicaragua a partir del 3 de julio.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo a su vez que el tiempo “va en contra de Nicaragua” y subrayó que “se necesita una respuesta política” para resolver las tensiones en el país.

El representante de Colombia ante el organismo, dijo que la comunidad internacional debe responder al llamado urgente que hace la población nicaragüense para que se le ayude ante la violencia que enfrentan. El gobierno colombiano acoge el informe de la CIDH.


Mientras que la embajadora de Argentina, Paula María Bertol respaldó al informe y pidió al consejo permanente de la OEA a dar “exhaustivo seguimiento” a la situación.

La representante de Paraguay, Elsa Ruíz, se sumó a sus colegas en llamar a que cese la violencia, el respaldo del trabajo de la secretaría general de la OEA en materia del sistema electoral en Nicaragua. “El gobierno de Nicaragua debe garantizar el respeto a los derechos fundamentales de su población”, dijo.

El llamado de EE.UU.

A su vez, Carlos Trujillo, representante de EE.UU., dijo que Washington condena la “campaña de intimidación” que lleva adelante el gobierno de Nicaragua. Y añadió, “debe rendir cuentas” por la violencia. Trujillo insistió en la realización de elecciones generales anticipadas como la mejor salida a la crisis.

El representante de México ante la OEA, Jorge Lomónaco, expresó su “profunda preocupación” por el alto número de vidas perdidas y pidió el “cese inmediato” de la violencia por parte de todos los actores.