Un salvadoreño nacido este año podría alcanzar la mitad de su productividad cuando se inserte en el mercado laboral debido a las carencias en los servicios de educación y salud, según el Índice de Capital Humano (HIC, por sus siglas en inglés) 2020 presentado ayer por el Banco Mundial.

Economía

País perdería la mitad de su productividad por carencias en salud y educación El Banco Mundial indicó que en las condiciones actuales de educación y salud, un salvadoreño alcanza el 55 % de su capital humano potencial.

Uveli Alemán

jueves 17, septiembre 2020 • 12:03 am

Compartir

Un salvadoreño nacido este año podría alcanzar la mitad de su productividad cuando se inserte en el mercado laboral debido a las carencias en los servicios de educación y salud, según el Índice de Capital Humano (HIC, por sus siglas en inglés) 2020 presentado ayer por el Banco Mundial.

El organismo multilateral elabora este índice desde 2018 para analizar las inversiones por países en la atención de salud y educación temprana para preparar a los niños a su vida laboral. Este estudio se realiza con indicadores que consideran la superveniencia infantil, matrícula escolar, calidad de aprendizaje, crecimiento saludable, y supervivencia de los adultos.

El informe destaca que antes de la pandemia la mayoría de los países analizados, 174 para este año, tuvo avances constantes en la creación de capital humano en los infantes, pero estos logros se encuentran en riesgo debido a la crisis económica generada por el covid-19. “El impacto que ha tenido sobre la economía ha sido especialmente fuerte para las mujeres y las familias más desfavorecidas, muchas de las cuales han quedado en situación de vulnerabilidad frente a la inseguridad alimentaria y a la pobreza”, agregó David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

El Banco Mundial indicó que, antes de sentirse los efectos de la pandemia, un niño nacido en un país promedio podría esperar alcanzar solo el 56 % de su capital humano potencial.

55PromedioEl Salvador tiene un promedio de capital humano de 55, arriba en cinco puntos del 50 de 2018, según el Banco Mundial.
174PaísesEl informe del Índice de Capital Humano de 2020 se elaboró con 174 países para analizar la educación y salud.
45 %PérdidaSegún el estudio, El Salvador recibiría 45 % menos de sus ingresos por las deficiencias en el sistema de salud y educación.

En el caso de El Salvador, según se destaca en el informe, la productividad en la fuerza laboral de un niño nacido este año será 55 % de lo que podría ser si hubiera recibido una educación completa y buena salud.

Desde el primer informe, El Salvador ha mostrado una mejora de cinco puntos porcentuales al pasar de un HIC de 50 en 2018 al 55 de este año. Según la metodología aplicada por el Banco Mundial, el porcentaje del Índice de Capital Humano de este año para la economía salvadoreña también indica que el país tendría 45 % menos de sus ingresos en el largo plazo debido a las deficiencias laborales de su población por las carencias en el sistema de salud y educación.


El informe del organismo destaca que la probabilidad de sobrevivir hasta los cinco años en El Salvador es de 99 %, igual porcentaje observado en 2018. En tanto, los años esperados de escolarización para 2020 son 10.9 cuando en el primer informe era de 11.3 años.

Los años ajustados en función del aprendizaje en El Salvador son de 7.6, arriba del 6.5 mostrado en 2018. Además, la tasa de sobrevivencia de un adulto es de 82 %, menor que el 83 % del 2018.

De Centroamérica, El Salvador tiene el segundo capital humano potencial más alto y solo es superado por Costa Rica que tiene un promedio de 63. Nicaragua se agencia un 51, Panamá en 50, Guatemala en 46 y Honduras en 48.

La pandemia pone en peligro los avances en la creación de capital humano logrados a lo largo de una década, incluidas las mejoras en salud, tasas de supervivencia y matriculación escolar y la reducción del retraso del crecimiento".
David Malpass
Presidente del Grupo Banco Mundial

El análisis realizado por el Banco Mundial destaca que a nivel mundial las niñas tienen en promedio el capital humano más alto que los niños; sin embargo, no se ha reflejado en las oportunidades del mercado laboral pues la tasa de empleo de la población femenina es 20 % más baja frente a sus pares.

En este campo la pandemia también “agrava los riesgos de violencia de género, matrimonio infantil y embarazo adolescente, situaciones todas que reducen las oportunidades de aprendizaje y empoderamiento de mujeres y niñas”, sumó la entidad.