Los padres de familia dijeron que mantendrán el cierre. / Cortesía.

Nacionales

Padres de familia se toman escuela y denuncian a dos maestros

Rosa Fuentes

lunes 21, junio 2021 • 6:20 pm

Compartir

El Centro Escolar Caserío Santa Lucía permaneció cerrado desde la primeras horas del lunes como protesta, luego que los padres de familia que viven en el cantón Las Lomitas, de San Miguel se tomaran la escuela para exigir la destitución de dos maestros.

Los denunciantes aseguran que los docentes, Julio César Parada y Nelson Paiz, no brindan una buena educación a sus hijos e incluso, un docente llegó en estado de ebriedad. 

Los padres de familia también piden la destitución del director en funciones,  Felipe Peralta, “por falta de carácter para enfrentar a los docentes señalados", expresó una madre de familia.

Los miembros de la Asociación de Desarrollo Comunal (Adesco) Amor y Paz, del cantón Las Lomitas, dijeron que los dos  docentes han incurrido en faltas y delitos y esto se viene dando de años.

Ya se habló con los docentes que no se presentan  a la institución y cuando llegan al centro escolar no imparten clases. A los alumnos los mandan a jugar a la cancha”, dijo un representante de la Adesco.


Ante estos señalamientos por parte de los padres de familia, el director Felipe Peralta admitió los señalamientos en contra de los dos maestros y aseguró que el problema viene de hace varios años, y que en varias ocasiones ha sido objeto de amenazas y agresiones verbales de ambos docentes.

También expresó que destituirlos no es fácil. Están amparados en la ley de salarios y eso requiere un proceso específico para lograrlo. Son nueve docentes en el centro escolar, pero el problema son ellos dos, aseguran en la escuela.

Son nueve años con  este problema por el cual renunciaron dos directores anteriores porque ellos  hostigan en el trabajo, por eso cuando el Ministerio de Educación me ofreció la plaza yo no la quería aceptar", dijo  Peralta.

Uno de los maestros señalados, Nelson Paiz, optó por abandonar la escuela y el otro no llegó.

El centro escolar tiene una matrícula de 267 alumnos y los padres de familia aseguraron que el cierre será indefinido hasta que el Ministerio de Educación, destituya a ambos maestros.

Queremos una solución urgente de parte de las autoridades del Mined, ellos conocen bien esta problemática ya es segunda vez que como padres de familia estamos tomando estas medidas”, expresó José Benítez, uno de los padres de familia.