El hospital San Rafael atiende a pacientes que necesitan ventilación mecánica a causa de COVID-19. / Yury Cortez/ AFP

Nacionales

Pacientes COVID-19 en UCI tienen una probabilidad de muerte hasta del 88% Otros estudios indican una probabilidad de 50 a 90 % de muerte por COVID 19, aunque esto depende de factores de riesgo.

Roxana Lemus

miércoles 20, mayo 2020 • 12:06 am

Compartir

Un estudio realizado en Estados Unidos  revela que la probabilidad de muerte de una persona con COVID-19, que ingresa a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), oscila entre 76 y 88 %, dijo ayer Jorge Panameño, expresidente de la Asociación Salvadoreña de Infectología.

El médico aseguró que el estudio fue realizado en Nueva York, estado que hasta ayer se mantenía como el epicentro de la pandemia en Estados Unidos.

El 22 de abril, la revista Journal of the American Medical Association publicó el estudio que hizo el Consorcio de Investigación sobre la COVID-19 de Northwell Health, Nueva York,  quien en marzo recopiló la información de 5,700 pacientes positivos a la pandemia, y uno de los hallazgos es la alta mortalidad en los pacientes que entraron a UCI.

En este contexto, Panameño explicó que el estudio deja en evidencia que la posibilidad de fallecer de un paciente que se encuentra en etapa grave es bastante alta.

El estudio “se realizó en unidades de cuidados intensivos de varios hospitales y demostró que la posibilidad de morir, cuando uno llega a ventilador, va del 76 % al 88 %”.

“Depende de la edad, los más jóvenes tienen una mortalidad de 76 %, de por sí es alta, pero a medida la edad avanza existe riesgo del 88 % de fallecer de COVID 19”, señaló.


El médico intensivista, Víctor Segura Lemus, también sostuvo que la mortalidad de una persona con respirador mecánico es alta y puede llegar al 90 %.

“Acá no sé cómo está el dato, pero por lo general puede tener un rango entre el 50 al 90 %, aunque lo más frecuente que se encuentra reportado es que anda por el 70 al 90 %”, explicó.

Segura profundizó en la pirámide poblacional de El Salvador para explicar la diferencia de letalidad entre grupos etarios en comparación  con otros países.

“En Europa las personas que tienen 70 años para arriba pueden representar del 18 al 21 % de la población (…), pero en El Salvador esa parte de la pirámide poblacional solo representa un 8 %,  ¿qué significa eso? Casi que de 10 personas que se encuentra en la calle, si al caso, una va a tener más de 70 años”, precisó.

Considerando que actualmente la mayoría de personas fallecidas por COVID-19 en el país son adultos mayores, el médico indicó que sería baja la proporción de muertes de salvadoreños arriba de 70 años.

“Es probable que lo que vamos a ver nosotros es que las muertes van a ocurrir en poblaciones más jóvenes, digamos entre 30 y 60 años sería el mayor grupo de gente que puede fallecer, porque tenemos muy baja proporción de personas arriba de 60, ya no digamos arriba de 70 años”, detalló.

Aunque la edad juega un papel importante, la pediatra infectóloga Lourdes Dueñas, señaló que la probabilidad de fallecer, al ingresar a una UCI, no solo depende de tener el virus en el cuerpo, sino de los factores de riesgo que tiene un paciente.

“En general las diferentes unidades de cuidados intensivos ocupan escalas, está la escala de Sofa, (…) que evalúa el aspecto respiratorio, la coagulación, su estado de función hepática, cardiovascular, su sistema nervioso central y su sistema renal; o sea, cómo entran esos órganos al momento de ingresar a la unidad de cuidados intensivos y dependiendo del puntaje que saca, entre más alto es el puntaje, quiere decir que peor le va a ir”, explicó.

Hasta ayer por la anoche, al cierre de esta nota, El Salvador registraba 27 pacientes críticos y más de 50 graves.