Dora María Téllez es una excomandante guerrillera de Nicaragua, compañera en algún momento del actual presidente de este país, Daniel Ortega. Al ser consultada por la situación que atraviesa su país se limitó a decir que el funcionario es "más letal que un terremoto”, porque en menos de cuatro meses ha causado más de 300 muertos y miles de heridos.

El Mundo

"Ortega es más letal que un terremoto", excompañera de guerrilla

Redacción web / DEM

domingo 29, julio 2018 • 6:42 am

Compartir

Dora María Téllez es una excomandante guerrillera de Nicaragua, compañera en algún momento del actual presidente de este país, Daniel Ortega. Al ser consultada por la situación que atraviesa su país se limitó a decir que el funcionario es "más letal que un terremoto”, porque en menos de cuatro meses ha causado más de 300 muertos y miles de heridos.

“¿Cómo es posible que a la fecha haya más de 300 muertos, 2.000 heridos, centenares de prisioneros y desaparecidos y miles de nicaragüenses refugiados en Costa Rica?”, se preguntó la legendaria “Comandante 2”, que en 1978 asaltó junto al exguerrillero Edén Pastora la sede del Congreso controlado por el dictador Anastasio Somoza (1967-1979).

Entrevistada por el canal 12 de televisión (privado), Téllez acusó a Ortega de querer “matar el diálogo” desautorizando a la opositora Alianza Cívica y a los obispos católicos mediadores, para buscar “un pacto” con sus aliados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) que lo ayude a sostenerse en el poder.

Téllez, líder del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS), surgido en la década de 1990 en oposición a Ortega, ha sido acusada por el Gobierno de dirigir las protestas y un supuesto “complot terrorista” para derrocar al mandatario de 72 años.

Acusó a Ortega de “jugar a la guerra” a través de grupos paramilitares que han “desatado una represión brutal”, y dijo que ahora “está apostando a matar el diálogo” desautorizando a la Alianza Cívica y a los obispos mediadores.

Opinó que Ortega no tiene apoyo y que no concluirá su mandato en 2021. “Él sabe que tiene un tiempo límite para hacer sus maletas e irse, pero quiere cobrarnos con sangre su salida del poder”, dijo.


La crisis en Nicaragua se inició el 18 de abril con una protesta de universitarios y se agravó tras la violenta acción conjunta de la Policía y fuerzas paramilitares.