Política

Organizaciones tienen objeciones al proyecto de ley de agua del Gobierno El Órgano Legislativo se comprometió a no privatizar el recurso hídrico, a consultar la ley de agua y a aprobarla en no más de tres meses.

Saraí Alas

lunes 21, junio 2021 • 5:15 am

Compartir

La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) advirtió que la propuesta de Ley del Agua del Órgano Ejecutivo facilitará los permisos para el uso y aprovechamiento del agua a entidades privadas por hasta un período de 30 años.

El artículo 61 del proyecto de Ley de Recursos Hídricos, propuesta enviada por el Gobierno a la Asamblea Legislativa, establece que la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA), nueva entidad que se crearía para administrar el recurso, otorgará permisos a instituciones públicas y privadas por un plazo no mayor de 15 años; pero este podrá ser renovado.

 

Preocupación.

Luis González, miembro de UNES, manifestó estar preocupado por el otorgamiento de autorizaciones del uso del agua al sector privado de forma extensiva, debido a que El Salvador está en estrés hídrico.

“Hay algunos elementos que nos preocupan, entre estos el tema de autorizaciones. Porque si bien al principio de la ley plantea que no se va a privatizar el agua, que el agua es un bien público; en las autorizaciones plantean que se pueden dar autorizaciones a privados por 15 años y que se pueden renovar, es decir, 30 años”, afirmó Gonzaléz.


El proyecto aparta la participación de las personas y la contraloría que la actividad ciudadana representa, haciendo la ASA un autorizador de permisos vertical”. Amalia López, defensora del agua

Sin contraloría.

Por su parte, Amalia López, representante de la Alianza Nacional contra la Privatización del Agua, señaló que el proyecto de ley presentado por Ejecutivo, la tarde noche del viernes pasado, no permite a la población mantener contraloría en la nueva autoridad hídrica.

“El proyecto de ley presentado a la Asamblea en materia agua aparta la participación de las personas y la contraloría que la actividad ciudadana representa, haciendo de la ASA un autorizador de permisos vertical y sin control, en donde la figura presidencial decide a quién pone, a quién quita y qué es lo que esta instancia debe decir y hacer”, dijo López.

Nos preocupan el tema de autorizaciones porque se pueden dar autorizaciones a privados por 15 años y se pueden renovar, es decir, 30 años”. Luis González, integrante de UNES

Sin garantías.

La activista ambiental teme que no se garantice el recurso hídrico a los salvadoreños que viven en situación vulnerable.

Según las organizaciones, la propuesta del Ejecutivo tiene similitudes con el proyecto de Ley del Agua y Saneamiento presentado por las organizaciones de la sociedad civil el pasado 14 de mayo, pero “en esencia se parece más a la Ley Integral presentada por el sector privado en 2018”.

La iglesia, al igual que las organizaciones ambientalistas hicieron el llamado a no privatizar el vital líquido en El Salvador. Nuevas Ideas, a través de Ernesto Castro, se comprometió a no privatizar el agua y que la normativa jurídica se apruebe en un plazo de 90 días.