Política

Organizaciones piden a nuevos diputados ratificar estas dos reformas constitucionales

Susana Peñate

viernes 30, abril 2021 • 12:25 pm

Compartir

Las propuestas de elevar a rango constitucional el derecho humano al agua y el derecho humano a la alimentación llevan 13 años esperando.

Organizaciones que abanderan la “Campaña por la ratificación de las reformas constitucionales de los derechos humanos al agua y a la alimentación” hicieron un llamado a la legislatura entrante que ratifique inmediatamente dichas reformas.

Estas reformas establecerían como derechos humanos el agua y su saneamiento, así como la alimentación adecuada.

También, solicitaron al presidente de la República, Nayib Bukele, “que interponga sus buenos oficios a fin de apoyar y promover, ante los 84 diputados, la ratificación de ambas reformas constitucionales en sus primeros meses de gestión”, señalan las organizaciones.

Agregan que, así, cumplirían “el compromiso que el país adquirió en 2010, antes las Naciones Unidas y el pueblo salvadoreño, de reconocer el agua y la alimentación como derechos fundamentales para la vida”.


Elevar a rango constitucional el derecho humano al agua y saneamiento se vuelve fundamental para El Salvador, porque estamos hablando de rostros humanos, rostros concretos que vienen demandando desde hace años este derecho”. Danilo Pérez, director del Centro para la Defensa del Consumidor (CDC).

Recordó que la petición de establecer el derecho humano a la alimentación se hizo desde hace 13 años y 12 años lleva pendiente también establecer el derecho humano al agua.

Las organizaciones solicitantes son: Mesa de cambio climático, Red eclesial ecológica mesoamericana, Red centroamericana por la defensa de las aguas transfronterizas, el Colectivo socioambiental Cuidemos la casa de todos, iglesia católica, Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos, Comité Agricultura familiar, Confederación de religiosos y religiosas de El Salvador y el CDC.

Intentos fallidos

En ambos casos, hubo aprobación de reforma constitucional e intentos de ratificación, pero no se hicieron efectivos en legislaturas pasadas.

En el caso de la reforma constitucional al derecho humano a la alimentación adecuada, la propuesta se presentó en octubre de 2008, se aprobó en la legislatura 2009-2012; pero no se ratificó por la legislatura 2012-2015, pese a que hubo dos intentos.

En el caso del derecho humano al agua y su saneamiento, varias organizaciones presentaron la propuesta de reforma en diciembre de 2008, se aprobó en la última sesión plenaria del periodo 2009-2012, pero tampoco se ratificó por la siguiente legislatura.

Al final de ese periodo se aprobó una nueva reforma, pero no se retomó por la legislatura 2015-2018.

Mientras, la legislatura saliente aprobó en octubre de 2020 la reforma a los artículos 2 y 69 de la Constitución para reconocer el derecho humano al agua y su saneamiento.

También, en enero de 2021, se aprobó el de la alimentación adecuada. Ambas deben ser ratificadas por la legislatura 2021-2024 para que sean efectivas en la Carta Magna.

¿Cuál es el contexto que nos encontramos? Uno, desde la perspectiva del agua, la situación del recurso hídrico nacional, donde El Salvador es uno de los países que destaca por su estrés hídrico. Y ya sabemos todas y todos las problemáticas que encontramos en el abastecimiento del agua, sabemos todas y todos el mal uso que se hace del agua". Danilo Pérez, director del CDC.

Agrega que, como efecto de la pandemia de covid-19, muchas personas cayeron en estado de pobreza y se incrementa el riesgo de inseguridad alimentaria.