Los retenidos habían amenazado con salirse, tras más de 40 días confinados. / DEM

Nacionales

Ordenan garantizar derechos a retenidos en edificio Gamaliel

Juan Carlos Vásquez

miércoles 6, mayo 2020 • 12:04 am

Compartir

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar, emitió ayer medidas cautelares por las graves condiciones en las que se encuentran personas, que en las últimas semanas fueron retenidas por violar la cuarentena domiciliar y que fueron llevadas al centro de contención instalado en el dificio Gamaliel de la iglesia Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel en San Salvador.

En un comunicado, la PDDH asegura que en dicho centro de contención se han registrado incidentes, entre los que menciona, que no exiten las condiciones adecuadas para prevenir contagios de COVID-19 y que no se les ha practicado las respectivas pruebas.

El ente defensor de los derechos humanos destaca que en ese edificio se encuentran retenidas varias personas que han recibido resoluciones favorables de la Sala de lo Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia, el tribunal superior ha dejado claro que son detenciones ilegales realizadas por la militares y policías quienes los privaron de libertad porque no pudieron justificar los motivos de transitar en la vía pública, pese a la cuarentena ordenada por el gobierno.

Según la Procuraduría, el gobierno no ha cumplido las resoluciones de la Sala de lo Constitucional en las que ordenó verificar las condiciones de las detenciones y el estado de salud de las personas en los centros de contención.

Al gobierno se le ordenó practicar la prueba del COVID-19 de manera prioritaria, que además fueran trasladadas inmediatamente a sus lugares de residencia a cumplir la cuarentena domiciliar si la prueba resultara negativa.

“El centro de contención Gamaliel tampoco garantiza condiciones de seguridad para las personas ahí recluidas, pues se tiene conocimiento que personas presuntamente de pandillas lesionaron a otras personas albergadas y atentaron contra la seguridad interna del centro” señala el procurador Apolonio Tobar.


Las medidas cautelares emitidas por la PDDH se han dirigido al ministro de Salud, Francisco Alabí, para que adopte acciones urgentes que garanticen las condiciones adecuadas para las personas que están retenidas en ese centro de contención. Entre las medidas están, suministrar los insumos necesarios, separaciones adecuadas y una atención médica suficiente para evitar la progacación del COVID-19 entre las personas retenidas en ese edificio.