Fotografía: Agencia AFP

El Mundo

Oposición condiciona su regreso al diálogo en Nicaragua

AFP

lunes 11, marzo 2019 • 11:26 am

Compartir

La opositora Alianza Cívica de Nicaragua anunció este domingo que no volverá a la mesa de negociaciones hasta que el gobierno del presidente Daniel Ortega brinde "muestras contundentes" de querer resolver la crisis que vive el país, liberando a los presos políticos y cesando la represión.

La delegación opositora "retomará su asistencia a la mesa de negociación una vez que el Gobierno de Nicaragua brinde al país muestras contundentes para encontrar soluciones integrales a la crisis", informó la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) en un comunicado.

La oposición condiciona su regreso a las conversaciones con el gobierno iniciadas desde el 27 de febrero a la "libertad de presos políticos" y el "cese de la represión y los secuestros" contra las personas que participaron en las protestas contra Ortega el año pasado.

Asimismo, exige el "cese del hostigamiento a los familiares de los detenidos" y "el respeto de estándares internacionales para el tratamiento de los presos políticos, incluyendo la prohibición de tratos crueles, inhumanos y degradantes" y que les brinden asistencia médica, señala la declaración.

Al menos 335 muertos, más de 700 detenidos y miles de exiliados dejó la represión a las protestas que estallaron en abril del año pasado contra el gobierno a causa de una reforma al seguro social, que luego se transformó en una demanda de salida de Ortega, en el poder desde hace 12 años.

La alianza, integrada por representantes de los empresarios, estudiantes, campesinos y organizaciones civiles, tomó la decisión tras el rechazo el viernes de la jerarquía católica de participar en el diálogo. Tras ese anuncio, la oposición dijo que el reconsideraría su regreso a la mesa, dejando el diálogo en un "impasse".


Gobierno de Ortega manifiesta voluntad de diálogo con oposición en Nicaragua

El gobierno del presidente Daniel Ortega manifestó este lunes su disposición de continuar el diálogo con la oposición, que la víspera condicionó su retorno a las conversaciones a la libertad de los presos políticos y al cese de la represión en Nicaragua.

"La delegación del gobierno de Nicaragua ratifica el compromiso del Estado nicaragüense de continuar desarrollando las sesiones de trabajo para avanzar y consensuar la agenda" de las negociaciones, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

El gobierno subrayó que las conversaciones se establecieron "sobre la base de la confianza, el respeto y la buena voluntad, que consideramos deben prevalecer", según el comunicado leído en rueda de prensa por el canciller Denis Moncada.

El diálogo busca resolver la crisis que vive Nicaragua tras las protestas antigubernamentales de abril pasado.