Archivo DEM.

El Mundo

OMS: La neumonía es la principal causa de mortalidad infantil a nivel mundial El 12 de noviembre es el Día Mundial contra la Neumonía 2020.

Poala Díaz

miércoles 11, noviembre 2020 • 1:33 pm

Compartir

La neumonía es la principal causa de mortalidad infantil a nivel mundial, sin embargo, adultos mayores y personas con ciertas afecciones también corren un alto riesgo de contraer esta enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una infección en uno o ambos pulmones que causa que los alvéolos pulmonares se llenen de líquido o pus, dificultando la llegada de oxígeno al torrente sanguíneo.

La neumonía es causada por diversos agentes infecciosos como bacterias, hongos y virus. El neumococo (Streptococcus pneumoniae) es uno de los virus más comunes y severos; el neumococo puede causar otras enfermedades leves tales como las otitis medias (infecciones del oído) o enfermedades muy graves e incluso
mortales como la meningitis y las septicemias.

La influenza junto al neumococo son las enfermedades más comunes por las que se desarrolla la neumonía. De acuerdo con la OMS, la neumonía es la responsable del 15 por  ciento de las muertes en menores de cinco años.

Para la OMS, esta cifra puede cambiar si se implementan prácticas preventivas como la inmunización, control de ciertos factores ambientales, una alimentación balanceada en los niños y sobre todo, estar al día con la vacunación de los menores de edad.


Para prevenir la neumonía es fundamental que los pequeños reciban vacunas contra la influenza, el neumococo, el Haemophilus influenzae, la tosferina y el sarampión.

Otra de las medidas para evitar la neumonía infantil es el ventilar los espacios cerrados en los que los niños conviven, evitar la exposición al humo de tabaco y practicar el constante lavado de manos para evitar contagio de bacterias o virus.

¿Cuáles son los síntomas de la neumonía?

  • Respiración muy rápida
  • Respiración con sonidos tipo silbido o quejido
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Tos
  • Congestión nasal
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Dolor de pecho
  • Dolor abdominal
  • Falta de apetito

Al detectar estos síntomas, es importante acudir rápidamente al pediatra para una evaluación sobre el estado de los niños y niñas.