El frío extremo ha paralizado a varias ciudades. /AFP

Economía

Ola de frío polar en Texas deja a millones sin electricidad y almacenes vacíos El frío extremo que afecta al sur de EE.UU. dejó a más de 600,000 hogares y negocios sin electricidad en el estado de Texas, el primer productor de petróleo y gas del país.

Redacción DEM

viernes 19, febrero 2021 • 4:00 am

Compartir

La histórica ola de frío que golpea al sur de Estados Unidos genera problemas severos en Texas, el corazón energético del país. Las temperaturas polares y tormentas de nieve, provocaron un aumento en el consumo de electricidad en los estados del sur.

La emergencia perturbó la producción de “oro negro” al detenerse las faenas en algunos pozos. Cortes de electricidad y perturbaciones también interrumpieron el transporte del petróleo.

El precio del barril del West Texas Intermediate (WTI), para entrega en abril, cerró ayer en $60.52 y se mantiene sobre la barrera de los $60.

En su informe semanal de inventario de petróleo,  la Agencia de Información sobre Energía (EIA) dijo que las reservas de crudo se situaban en 461.8 millones de barriles al 12 de febrero, es decir, 7.3 millones menos que la semana anterior.

29Millonesde habitantes en Texas experimentan problemas con la energía.
10MillonesEn el medio oeste de EE.UU. son afectadas por el clima extremo.

Los analistas encuestados por Bloomberg habían pronosticado una disminución promedio de 2.2 millones.

Estado paralizado

Texas, que tiene casi 29 millones de habitantes, está experimentando las peores dificultades para satisfacer a explosión de la demanda de energía.


Varias centrales eléctricas que funcionan con gas natural, energía eólica o nuclear y que abastecen a ciudades como Austin o Houston sufrieron una interrupción en su funcionamiento por las condiciones extremas.

Casi un millón de personas seguían ayer sin electricidad  en los estados de Texas, Misisipi, Luisiana, Oregon y Kentucky, a consecuencia de los cortes en el suministros energético.

ERCOT, la empresa encargada de la distribución de energía en Texas, declaró estado de emergencia entre domingo y lunes y decidió, como precaución, cortar ciertas fuentes de energía para evitar la saturación de la red.

La noche del miércoles la empresa dijo que había restaurado la energía para 1.6 millones de hogares, y agregó que estaba trabajando “las 24 horas del día para restaurar la energía para los texanos”.

Pero el hecho no es aislado, más de 100 millones de personas que residen en el medio oeste de Estados Unidos también se han visto afectados por el mal tiempo.

Texas es el pulmón energético de Estados Unidos, por lejos el mayor productor de petróleo crudo y gas natural del país, pero también es un peso pesado en energía eólica y solar.

Esta ‘independencia’ energética, tan destacable en otras situaciones, le juega en contra en momentos de crisis ya que su red energética está desconectada del resto del país, por lo que no puede importar energía. La crisis puso en relieve los límites de este sistema.

Es una advertencia para el mundo de que incluso regiones donde la energía es abundante pueden tener problemas y puede ser catastrófico”.
Michael Webber
Profesor en la Universidad de Texas y director de ciencia en el Grupo Engie con sede en París

Emergencia.

El presidente Joe Biden ordenó a la agencia federal de emergencias FEMA que coordine la asistencia en Oklahoma y Luisiana luego de que las autoridades locales declarasen una emergencia en esos estados.

El frío glacial de los últimos días ha dejado hasta ahora 38 muertos en todo el país, la mayoría en accidentes de tránsito.