Un total de 1.426 migrantes han muerto en lo que va de año en diferentes rutas migratorias de todo el mundo, siendo la del Mediterráneo la más letal, según un estudio publicado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), difundido ayer, y en el que la ruta migratoria entre México y EE.UU. se sitúa como la tercera más mortal.

El Mundo

OIM: frontera EE.UU. y México es la tercera ruta más mortal en el mundo Víctimas del tráfico, condiciones climáticas y territorios agrestes, los migrantes siguen perdiendo la vida en las frontera sur, pero también en la ruta que emprenden desde Centroamérica. Así lo registra “Migrantes Desaparecidos” del OIM.

Redacción Internacional

martes 11, agosto 2020 • 12:00 am

Compartir

Un total de 1.426 migrantes han muerto en lo que va de año en diferentes rutas migratorias de todo el mundo, siendo la del Mediterráneo la más letal, según un estudio publicado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), difundido ayer, y en el que la ruta migratoria entre México y EE.UU. se sitúa como la tercera más mortal.

Así, entre el 1 de enero y el 10 de agosto de 2020, el Proyecto Migrantes Desaparecidos -que rastrea los incidentes que involucran a migrantes, incluidos refugiados y solicitantes de asilo, que han muerto o desaparecido en el proceso de migración hacia un destino internacional- ha contabilizado un total de 1.426 fallecidos.

Por rutas, la del Mediterráneo resulta la más mortal, con 443 fallecidos (en su mayoría, por ahogamientos), seguida de la de África del Norte (con 264), la frontera de México con Estados Unidos (con 173), el sudeste de Asia (165) y África subsahariana (con 116). También se cita a Medio Oriente (77), el Caribe (71), Europa (45), Asia del Sur (33), Centroamérica (22), Sudamérica (15) y Norteamérica (2).

Por meses, el que tuvo mayor mortalidad fue el de enero, con 277 fallecidos. El Programa analiza la evolución de los datos desde 2014 hasta 2020 e indica que abril de 2015 fue el más mortal de todos los meses analizados hasta la fecha, con 1.583 muertes, seguido de mayo de 2016, con 1.379 fallecidos.

Como precisa la OIM, el Proyecto Migrantes Desaparecidos tiene en cuenta las estimaciones de la OIM, las autoridades nacionales y los medios de comunicación. Los límites y los nombres que se muestran y las designaciones utilizadas en los mapas no implican en cualquier caso la aprobación o aceptación oficial por parte de la OIM, como detalla el organismo.

En cuanto al apartado de las muertes en la frontera sur de EE.UU. y México, la OIM contabiliza 174 en 2020, más de la mitad de las reportadas en todo el 2019 que sumaron 300 fallecidos.


Las áridas y peligrosas tierra del sur de Texas al igual que los desafíos naturales del los ríos Grande y Bravo son los escenarios que más trampas han ofrecido a la vida de los migrantes, al igual que los ataques y el abandono perpetrados por traficantes de personas.

Al menos en el sur limítrofe de Texas el organismo tiene reportes de 89 muertes de migrantes en tres subregiones.

Al oeste la ruta al también agreste desierto de Arizona se ha cobrado la vida de 65 migrantes en lo que va del 2020, y 20 muertes más en la frontera entre California y Baja California, una ruta muy usada incluso para burlar a las autoridades a través de la frontera marítima del sur.

 

Centroamérica en el radar

La ruta migratoria de Centroamérica y el interior de México también en 2020 reporta migrantes muertos. 4 al noroeste y 17 en el sur de México cercano a la frontera limítrofe de Centroamérica, una cifra que según el portal missingmigrants.iom.int de la OMI, muestra una reducción de víctimas ya que en todo el 2019 el organismo recibió reportes de 82 muertes.