Vallas publicitarias promocionaban a candidatos el día de las elecciones en inmediaciones del Bulevar del Hipódromo, en San Salvador, el silencio electoral tampoco se cumplió señalaron observadores. Foto/Alexander Pineda

Política

Observadores nacionales reprochan a TSE pasividad ante campaña adelantada en pasadas elecciones También recriminan al ente colegiado por no desarrollar campaña de información dirigida a los votantes.

Alexander Pineda

martes 27, abril 2021 • 6:56 pm

Compartir

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) emitió el informe final de la Misión de Observadores y Auditoría Electoral (MOAE) referente a las elecciones municipales y legislativas del pasado 28 de febrero.

El informe señala que en el proceso electoral hubo retraso en la apertura de centros de votación, restricciones al ejercicio periodístico, y violación de las disposiciones sobre la propaganda antes y durante el evento, entre otros inconvenientes.

En el escrito se observa que el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la máxima autoridad en la materia, hizo una “insuficiente campaña de información” y fue permisivo a mensajes que buscaban desinformar al electorado.

Persiste un déficit importante en la campaña de motivación del TSE orientada a la participación electoral. Es indudable que el TSE debió insistir sobre la importancia de elegir a los próximos legisladores e integrantes de Concejos Municipales”. dice el escrito.

Por otra parte, también destaca la pasividad del TSE ante la campaña adelantada y la violación del silencio electoral.

Según el citado informe, el Tribunal tenía en estudio más de 240 casos de presunta campaña adelantada, funcionarios valiéndose de su cargo para hacer campaña y utilización de símbolos patrios en propaganda electoral, sin embargo, solo impuso alrededor de 11 sanciones a funcionarios y candidatos por estas denuncias.


Lo anterior nos permite afirmar que se sigue observando un déficit en su rol como juez electoral y en la administración de una pronta y cumplida justicia electoral”. reza el informe.

También se señala que existió opacidad en el financiamiento político lo que llevó a una contienda desigual, en la que el Ejecutivo “inyectó fondos públicos en cantidades importantes” a la campaña de un partido político.

Hasta un 71 por ciento del financiamiento privado total de la campaña correspondería al partido político Nuevas Ideas, lo que equivale a $8,7 millones de los $12,3 millones en los que se estimó el valor de la propaganda.

La depuración del padrón electoral y la conformación de Juntas Receptoras de Votos y la capacitación de sus miembros son otros puntos que el informe sobre las elecciones subraya  como puntos a mejorar en futuros eventos.

Para su elaboración, MOAE tomó como muestra  157 centros de votación y 488 juntas receptoras de votos en 51 municipios, en los que fueron desplegados 237 observadores.

FUSADES puntualizó que no se registraron hechos relevantes que llevaran a la interrupción del proceso, pero destacó el incidente en la colonia Santa Marta, en el que un centro de votación fue cerrado antes de la hora prevista por falta de tinta indeleble y reabierto horas más tarde contraviniendo la Ley Electoral y por presiones encabezadas por funcionarios del Ejecutivo.