Archivo DEM

Política

Obispos desaprueban destituciones y elección de Sala aprobadas 1 de mayo No siguieron el debido proceso legal, indica el pronunciamiento firmado por el arzobispo de San Salvador, el cardenal Rosa Chávez y obispos.

Redacción DEM

jueves 6, mayo 2021 • 5:30 am

Compartir

Obispos de El Salvador desaprobaron este miércoles las destituciones y la elección de una nueva Sala de lo Constitucional. Cuatro días después del  hecho, la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) se sumó a las críticas contra las decisiones que tomó la nueva Asamblea Legislativa el 1 de mayo para sustituir a los funcionarios que dirigían la Sala de lo Constitucional y la Fiscalía.

Desaprobamos la forma en que se realizaron las mencionadas destituciones, por no haberse seguido el proceso que establece la ley. Tampoco estamos de acuerdo en la forma en que fueron electas las personas que han sido asignadas porque no se siguió el debido proceso legal”. sostuvo la  Conferencia Episcopal.

La autoridad religiosa hizo un llamado a un “genuino cumplimiento del orden legal”, señalando que la paz requiere que los gobernantes sigan un “recto ejercicio de las leyes”, exhortaron a los sectores políticos a la “cordura”.

El pronunciamiento de la CEDES es firmado por el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar, presidente de la CEDES.

También, lo firman los obispos de Zacatecoluca, monseñor Elías Samuel Bolaños; de Santiago de María, monseñor William Iraheta; de Chalatenango, monseñor Oswaldo Escobar; el obispo auxiliar de San Salvador, cardenal Gregorio Rosa Chávez; los obispos de Santa Ana, monseñor Miguel Morán; de San Miguel, monseñor Fabio Colindres; de San Vicente, monseñor José Elías Rauda; de Sonsonate, monseñor Constantino Barrera; el obispo emérito de Chalatenango, monseñor Luis Morao; y el administrador diocesano, presbítero Francisco Javier Morán.

La Iglesia también llamó a que, si se cometieron delitos en el pasado, deberán ser juzgados con el debido proceso, ya que no deben quedar impunes.


Llamó a no fomentar venganzas. “Estamos convencidos de que o los ciudadanos y actuales gobernantes perdonan las antiguas fallas y las corrigen, o este país estará atado y condenado a una cadena de venganzas, agresiones, resentimientos y odios que impedirán la convivencia”.