AFP.

El Mundo

"No vengan", dice Harris a migrantes durante su visita oficial a Guatemala

AFP con edición de Leonardo Cerón

lunes 7, junio 2021 • 2:59 pm

Compartir

En su primera gira internacional, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris expresó este lunes al presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, la prioridad que la administración de Joe Biden le otorga a la región, para trabajar "juntos donde podamos encontrar la posibilidad de resolver problemas de larga data".

Sabemos que mucha gente no se quiere ir de casa y que lo hace porque  no pueden satisfacer sus necesidades básicas.Hay que abordar la migración y desde esta región en particular". dijo este lunes Harris, quien pidió a Guatemala un trabajo conjunto para atender las causas que empujan la migración, y ofreció su apoyo en la lucha contra la corrupción.

Para la vicepresidenta, "la mayoría de la gente no quiere irse de casa, no quiere dejar el lugar donde creció su abuela, el lugar donde reza, el lugar donde hablan su idioma y su cultura es familiar".

Harris recordó los peligros a los que se exponen los migrantes en el trayecto a pie, expuestos a abusos y a traficantes de personas durante la ruta hacia la frontera entre México y Estados Unidos.

No vengan, no vengan. Estados Unidos va a seguir cumpliendo la ley y asegurando las fronteras (...) Nuestra prioridad es desalentar la migración ilícita (...) Solo se benefician a los coyotes".  agregó la vicepresidenta de Estados Unidos.

La gira de la vicepresidenta está vinculada a la promesa de Biden de una política migratoria más "humana" que deje atrás las fuertes restricciones impuestas por la antecesor, el republicano Donald Trump.


Generar las oportunidades

Harris consideró que quienes migran "están huyendo de algún daño o no pueden satisfacer sus necesidades básicas quedándose en casa". En Guatemala, casi un 60% de sus 17 millones de habitantes vive en condición de pobreza.

Por ello, reiteró dar a la gente "un sentido de esperanza, de que la ayuda está en camino", en una región duramente golpeada por el covid-19, la violencia y la pobreza, situación que se agravó en 2020 por el paso de dos huracanes.

La esperanza no existe por sí sola. Debe ir acompañada de relaciones de confianza, de resultados tangibles en términos de lo que hacemos como líderes para convencer a la gente de que hay una razón para tener esperanzas en su futuro".  agregó.

"Estados Unidos reconoce que nos conviene (resolver el problema), y refleja nuestros valores ayudar a crear oportunidades y compartir la prosperidad económica", consideró.