Para el año 2009, recién salía los Estados Unidos de la recesión económica que había afectado al mundo, en ese contexto un ingeniero  informático buscaba una oportunidad de empleo y todas las puertas se le cerraban a pesar de tener más de 12 años de experiencia trabajando en compañías de renombre como Apple y Yahoo, ninguna de las demás empresas tecnológicas a las que aplicó para que le contrataran quiso hacerlo. De manera, que lo rechazaron en Twitter, luego en Facebook despreciaron su capacidad informática.

Opinión

No te rindas ante la adversidad

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios @Jaime_RO74

miércoles 20, octubre 2021 • 12:00 am

Compartir

Para el año 2009, recién salía los Estados Unidos de la recesión económica que había afectado al mundo, en ese contexto un ingeniero  informático buscaba una oportunidad de empleo y todas las puertas se le cerraban a pesar de tener más de 12 años de experiencia trabajando en compañías de renombre como Apple y Yahoo, ninguna de las demás empresas tecnológicas a las que aplicó para que le contrataran quiso hacerlo. De manera, que lo rechazaron en Twitter, luego en Facebook despreciaron su capacidad informática.

Es decir que este ingeniero pasó una época muy difícil pensando que no podría volver a trabajar en lo que realmente le apasionaba porque nadie quería contratarle. Sin embargo nunca vio como opción el rendirse, muy al contrario este escenario era propicio para que surgieran las mejores ideas, fue así como se inspiro y formó un equipo con Jan Koum, un compañero que había trabajado con él en Yahoo, y juntos desarrollaron una aplicación, que les llevo esfuerzo, tiempo y creatividad,  pero que ha sido un verdadero éxito que ha revolucionado el mundo de los teléfonos inteligentes.

El nombre de aquel ingeniero es Brian Acton, fundador de Whatsapp, la red social más importante que existe en estos momentos, por esa razón para el año 2014, Facebook empresa que había rechazado contratar Brian Acton, decidió comprar WhatsApp por el valor de 19,000 millones de dólares. Esta es una de las historias de éxito con la que debes darte cuenta de que si el mundo te rechaza una y otra vez, debes aprender a navegar en una sociedad que es injusta, egoísta e individualista, que solo serás importante para ellos si tienes algo que ofrecer.

Por ello sigo pensando que la educación basada en las competencias, donde los niños y jóvenes aprovechen bien el tiempo y exploten al máximo su talento, debería ser el enfoque de los gobernantes.  Lamentablemente los planes educativas no pasan de ser meros anuncios publicitarios en contextos electorales, donde los aspirantes a la presidencia solo prometen y he de decirlo con mucha propiedad, no cumplen con las promesas de campaña, solo se quedan en eslogan.

El actual presidente prometió mejorar la currícula educativa, introduciendo ciencia, tecnología y educación bilingüe, pero a mas de dos años de la toma de posesión se ha visto que el enfoque es aumentar el numero de soldados para el ejercito, como si el país estuviera en guerra, aunque se sobre entiende que el objetivo es mantenerse en el poder a como de lugar para ello requiere de un ejercito bien fortalecido y bien pagado, por ello se ha venido aumentando el presupuesto año con año para la FF.AA.

Es así que para el año 2022 las FF.AA, llevan un aumento del 16% en detrimento de reducir en 15.5 millones de dólares el presupuesto de las UES. Ante este escenario, la educación queda a ultranza de los padres de familia en virtud que no se encuentra  apoyo de parte del gobierno, de modo que el papel que juega la familia en la educación, corrección y disciplina de los hijos es vital para formar ciudadanos que amen a Dios, que tengan amor por el prójimo, que respeten la autoridad y que sirvan a su país sin esperar enormes emolumentos.


Todo ello se alcanza cuando se accede a una educación con valores, y se rompe el ciclo de pobreza mental y la miseria económica, ahí el ser humano puede satisfacer las necesidades mas básicas y obtener una vivienda digna y un salario que le permita en base a sus competencias y habilidades, poder disfrutar junto a su familia alimentarse sin tener limitantes.

Por ello se debe trabajar en la mente y en los corazones de las nuevas generaciones para animarlos a que sueñen,  aun en este país, donde sobran las balas y hacen falta pupitres, donde la violencia es la regla y el perdón y la tolerancia son un accesorio inservible. De modo que no importa donde te toco nacer y no es culpa tuya haberte desarrollado en una zona marginal y pobre, pero si será culpa tuya morir en esas condiciones, ya que Dios te ha dotado de grandes talentos. “Úsalos para aprender y hacer el bien”.