A la patria se le rinde homenaje siempre, cada mes del año, pero más en este mes de Septiembre que se conmemora la firma del acta de independencia en 1821. Septiembre y Noviembre son meses muy importantes para El Salvador y Centroamérica porque fueron fechas que tuvieron vinculación con la gesta independentista; los próceres como Delgado, Celis, los hermanos Aguilar, Arce y demás tuvieron una participación sumamente relevante para poder obtener la anhelada independencia de la monarquía española del siglo XIX.

Opinión

No olvidemos a los próceres

Andrée Cardona/Colaborador

sábado 19, septiembre 2020 • 7:32 pm

Compartir

A la patria se le rinde homenaje siempre, cada mes del año, pero más en este mes de Septiembre que se conmemora la firma del acta de independencia en 1821. Septiembre y Noviembre son meses muy importantes para El Salvador y Centroamérica porque fueron fechas que tuvieron vinculación con la gesta independentista; los próceres como Delgado, Celis, los hermanos Aguilar, Arce y demás tuvieron una participación sumamente relevante para poder obtener la anhelada independencia de la monarquía española del siglo XIX.

La memoria de José Matías Delgado hoy y siempre debe ser siempre recordada, es reconocido como el padre de la patria y bien merecido ese sitio dentro de nuestra historia nacional. Además, cada Septiembre debe ser una oportunidad para reflexionar qué hacemos por el país, desde nuestro espacio personal y laboral, cómo estamos trabajando para tener un mejor país excluyendo quejas en redes sociales que sólo contribuyen a una polarización.

Delgado no sólo es una figura de relevancia nacional, sino que también de mucha importancia a nivel internacional y quizá los salvadoreños mismos no lo sabemos siendo salvadoreños. El año pasado con el evento de conmemoración del Primer Grito de la Independencia de El Salvador en Moscú en el que orgullosamente ha participado nuestra representación diplomática, el haber escuchado a importantes académicos rusos interesados en conocer la vida de los próceres pronunciado en su idioma fue algo espectacular.

Muchas veces los salvadoreños no conocemos a nuestros personajes, a los de nuestra historia, a los que son parte de nuestra identidad y es por eso que tenemos una sociedad sin memoria y además una sociedad desinteresada en promover la cultura nacional. Los próceres pertenecieron a un contexto histórico bastante crítico, difícil para la convivencia ciudadana con el gobierno español de aquella época.

El devenir de sucesos que no nos haga apartar nuestra concentración de la memoria colectiva que está ávida de querer conocer de la vida de los próceres, con el libro que se ha presentado recientemente titulado: José Matías Delgado nuestro libertador, no sólo ha revivido la memoria de Delgado sino que también nuestra historia que poco a poco se ha quedado en el olvido por las nuevas tecnologías, el ritmo de vida, las cantidades de ocupaciones que las personas adquieren a diario no permiten sentarse tranquilamente a leer e indagar nuestra identidad.

Sí, estamos en una nueva conmemoración de la independencia patria y ojalá no sea esto un espacio para las desacreditaciones, burlas e informaciones con malas intenciones. La república tiene sus personajes principales y siempre serán sus próceres de la independencia. ¡La historia va a juzgar a aquellos que quieran hacer historia malintencionada! El sistema educativo por su ritmo de meses y con las deficiencias que podamos saber, no se le puede exigir que profundice en la vida de los próceres pero es labor de
nosotros los adultos lograr transmitir conocimientos a las nuevas generaciones de esa generación de oro de salvadoreños.


Recuerdo con mucha alegría hace años que estaba en época escolar todavía y se cantaba los himnos nacionales de El Salvador y Centroamérica, recuerdo muy bien los discursos de mis profesores de aquella época logrando promover el sentimiento patrio en nosotros unos adolescentes que sabíamos poco de esta gran república. Nuestro país, tiene una historia maravillosa, tal como reza la oración a la bandera es blasón de héroes y mártires; héroes salvadoreños siempre ha habido y siempre habrá.

La libertad, ese fue el ideal del prócer José Matías Delgado y siempre se debe defender, esos fueron y son los cimientos de nuestra historia republicana que no podemos darle la espalda porque entonces, olvidamos a El Salvador, olvidamos nuestra identidad y olvidamos esta cuna maravillosa e histórica que nos vio nacer. También los demás próceres como los hermanos Aguilar, Fagoaga, Bustamante, Santiago José Celis, Felipa Aranzamendi y muchas más que por el espacio editorial no alcanzo a citar fueron parte de esa gesta heroica de la etapa de 1811-1821 que no podemos olvidar. ¡Nunca!

Este mes también es una oportunidad para valorar la importancia de las plazas en nuestra capital San Salvador. Ya que la plaza Libertad es emblemática debido a que los próceres se encuentran ahí, somos un conjunto de 14 departamentos pero que nuestro sentimiento cívico va al unísono. ¡Viva El Salvador!