Confidencial & Editorial

No les creen ni en su casa

Otros

miércoles 21, febrero 2018 • 12:00 am

Compartir

Las promesas de los candidatos se las creen cuatro gatos, pero el pueblo que no es maje sabe que es puro baraje, ofrecen la luna y las estrellas y después se olvidan de ellas, porque para el político farsear es casi como respirar, y que Dios nos tenga compasión y nos libre de una equivocación, por eso amable lector, votemos por el menos peor.