La PNC capturó a cuatro hombres el domingo 31 de enero por el ataque a la ambulancia de Médicos sin Fronteras, pero la Fiscalía no ha encontrado indicios de su participación en el hecho.

Nacionales

No hay procesados por ataque a Médicos Sin Fronteras Los cuatro detenidos, anunciados por la policía, fueron procesdos por otros delitos, no por la agresión a los médicos de la ONG.

Jaime López

jueves 11, febrero 2021 • 3:30 am

Compartir

La Fiscalía General de la República confirmó que hasta ayer no han procesado a ninguna persona por el ataque al personal de Médicos Sin Fronteras, ocurrido la madrugada del 31 de enero pasado.

Ese mismo día, la Policía Nacional Civil informó a través de sus redes sociales que había capturado a cuatro sospechosos del ataque en el reparto Las Cañas, de Ilopango, donde ocurrió el ataque.

Los detenidos fueron identificados como Josué Portillo, alias “Cachete”; Rubén Alvarado, alias “Obama”; Josué Argueta, alias “Cuzuco” y un menor de edad; los adultos fueron a audiencial inicial el 5 de febrero y el juez de Paz de Ilopango les decretó detención provisional mientras sigue el proceso judicial, pero por los delitos de resistencia y agrupaciones ilícitas, no por el ataque a Médicos Sin Fronteras.

“Nos encontramos en el desarrollo de la investigación para determinar responsabilidades que los delincuentes respondan ante la justicia”, afirmó un oficial policial tras su presentación a los periodistas en Ilopango, el lunes 1 de febrero.

El hecho.

El ataque al personal de la organización internacional Médicos Sin Fronteras ocurrió la madrugada del 31 de enero en el reparto Las Cañas, de Ilopango, cuando se dirigían a auxiliar a una persona en ese lugar.


Sujetos armados abrieron fuego contra la ambulancia en el que se movilizaba personal de la ONG en la madrugada de ese domingo.

Un miembro de la Organización humanitaria relató que a las tres de la madrugada se recibió una solicitud de asistencia a la cual se dirigió un médico y un auxiliar de enfermería, hacia el reparto Las Cañas, ya en el lugar cuando ingresaron a la comunidad “un grupo de jóvenes los interceptó y los bajó, y se llevaron el vehículo y empezaron una serie de agresiones al equipo”.

Ese día la Organización humanitaria informó que suspendió sus actividades de atención en zonas dominadas por pandillas en la periferia este de San Salvador.

Las agresiones a Médicos Sin Fronteras provocó las  reacciones de congresistas demócratas de Estados Unidos, Norma Torres y Albio Sires.

“Escribimos para expresar nuestra profunda preocupación con respecto al ataque reciente contra empleados de Médicos Sin Fronteras (MSF) en El Salvador”, afirma un escrito.

Los congresistas, instaron al presidente Nayib Bukele “a cooperar completamente con las investigaciones, independientes del fiscal general de esto ataques violentos y utilizar la influencia de su puesto para buscar la paz, justicia, y unidad”, indica el escrito. Médico Sin Frontera ha brindado asistencia en El Salvador por años en zonas donde ni siquiera los promotores de Salud tienen posibilidad de ingresar por el riesgo de  las pandillas.