El menor será trasladado en un avión ambulancia hacia Estados Unidos para iniciar el tratamiento.

Nacionales

Niño quemado en cohetería de Santa Ana será llevado a Texas hoy La embajada de Estados Unidos dio visas humanitarias al menor y a su madre, para viajar al tratamiento médico.

Redacción DEM

lunes 7, diciembre 2020 • 5:45 am

Compartir

El menor sobreviviente a la explosión de una cohetería en Santa Ana será llevado hoy al hospital Shriners, en Galveston, Texas, Estados Unidos, para iniciar su tratamiento médico tras sufrir quemaduras, el pasado sábado.

La fundación Shriners El Salvador informó que el traslado  hacia Estados Unidos será hoy, luego que ayer, una complicación técnica hizo que el menor tuviera que ser regresado al hospital especializado de niños Benjamín Bloom, de San Salvador.

Según informó el vocero de la fundación Shriners El Salvador, Carlos López, al menor se le soltó el tubo de la ventilación y regresaron al hospital a colocarle uno nuevo.

 

Intervención

El pasado sábado en la tarde,  una cohetería clandestina que operaba en una vivienda en el cantón El Ranchador, colonia Jordán, al suroeste del departamento de Santa Ana, explotó, destruyendo varias vivienda tras dejar como saldo ocho personas con diferentes grados de quemaduras.


Socorristas, un equipo del Cuerpo de Bomberos acudieron al lugar al igual que agentes de la División de Armas y Explosivos (DAE) de la Policía Nacional Civil, quienes trasladaron a los lesionados al Hospital Nacional San Juan de Dios.

Sobre las víctimas las autoridades indicaron que se trató de tres niños y cinco adultos, la mayoría de ellos en condición grave.

En el lugar, las fotografías mostraron algunos cohetes prohíbidos.

En la madrugada de ayer, las autoridades informaron de la muerte de dos de los tres niños que resultaron gravemente lesionados en la explosión, mientras recibían atención en el hospital de niños.

“Hemos trabajado de cerca con el gobierno de El Salvador desde que ocurrió el incidente para ayudar y transportar al niño de manera segura a EE.UU”. Ronald Johnson, embajador de EE.UU. en El Salvador

La primera en morir era una niña de un año y tres meses que también sería enviada a Texas, no sobrevivió mientras era atendida en un hospital de Santa Ana.

“Tuvo dos paros respiratorios y fue resucitada dos veces. Luego tuvo un tercer paro, no se logró resucitar y falleció. Los otros dos continúan graves. Trataremos de llevarlos a Galveston lo más pronto posible”, prometió el presidente de la República, Nayib Bukele.

A la 1:23 de la mañana de ayer, Bukele confirmó el segundo deceso, uno de los dos niños sobrevivientes.

“Acaba de fallecer el segundo niño, de solo 2 años y 7 meses. Es triste que los médicos hayan luchado tanto y no haber logrado salvarlo. Pero se hizo todo lo humanamente posible y aún tenemos que luchar por uno. Esperamos poder llevarlo a Galveston en la mañana”, escribió el mandatario.

 

Visas.

A medio día, el presidente Bukele confirmaba que en conjunto con la Embajada de Estados Unidos en El Salvador se lograron hacer los trámites migratorios para entregar visas humanitarias al menor y a su madre, para viajar al hospital de Galveston.

El nosocomio cuenta con  una de las más importantes unidades para quemaduras pediátricas.

“Una noticia que me estremeció el corazón. Hemos trabajado de cerca con el gobierno de El Salvador desde que ocurrió el incidente para ayudar y transportar al niño de manera segura a EE.UU., para que reciba tratamiento de emergencia en el hospital infantil Shriners, Texas”, escribió el embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson en su cuenta de Twitter.

Bukele informó que el despacho de la primera dama contrató un avión ambulancia para llevar al menor hacia Estados Unidos.

En diciembre, las víctimas de quemaduras por pólvora aumentan.