Buenos Días

Ninguna matanza de la guerra puede ser justificable

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

miércoles 13, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

La historia no se puede negar y eso es algo que tenemos que interiorizar profundamente en El Salvador. Las heridas de la guerra aún están vigentes y hay que decirlo claramente: los dos bandos de la guerra cometieron atrocidades vergonzosas, imperdonables que jamás deben repetirse.

Lejos de buscar justificaciones para asesinatos y matanzas de la guerra, la sociedad salvadoreña debería enseñar a sus hijos esa verdad: las dos partes asesinaron injustamente a seres humanos con una alevosía, crueldad y premeditación salvajes. Ninguna de esas matanzas, secuestros, desapariciones y asesinatos de la guerra puede ser justificable.

Yo conozco víctimas de los dos lados y aún hoy me duele escuchar los testimonios de sus familiares al hablar de lo sucedido. No podemos seguir siendo una sociedad de desconsiderados. Aquí se asesinó a miles de personas por pensar diferente, por criticar a la otra parte o simplemente por estar en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

Ninguna de las partes involucradas en la guerra puede darse hoy baños de pureza. Mucho falta por perdonar y mucho falta por pedir perdón. Se han hecho gestos y hasta se ha llorado, pero para las cámaras. El corazón y la conciencia de muchos protagonistas del pasado —de ambas partes— sigue llena de odios y siguen sembrando divisiones.

No necesitamos una cadena de venganza ni estar reavivando odios del pasado. Pero no se puede seguir negando las verdades de nuestra historia reciente.

Es admirable como países como Alemania han reconocido los errores de su pasado y ahora miran hacia adelante con una armonía y prosperidad envidiables.  Las nuevas generaciones tienen claro lo que sucedió y están convencidos de que jamás lo van a repetir. Eso sería lo ideal en nuestra sociedad.